Pedro Marillán

pedromarillan@hotmail.com

¿Quién dirige la política exterior de Chile?

Caracas, 30 de marzo de 2007

Estas interrogantes parecieran aclararse cuando se destituye al embajador de Chile en Venezuela Señor Claudio Huepe, ¿porqué ocurre este cambio en la diplomacia chilena? muy simple de explicar,  por no estar de acuerdo la política exterior chilena con declaraciones realizadas por el señor embajador, con respecto al voto chileno en  el Consejo de Seguridad de Las Naciones Unidas. Recordemos que el Gobierno chileno se abstuvo en aquella maratónica y sucia política estadounidense por favorecer la elección del representante de Guatemala, en contra de nuestra postulación, y al final triunfó la posición imperialista al decidir que fuera Panamá el representante por americalatina. Aclaro todo esto para decir lo siguiente; la  actual presidenta de Chile, Michelle Bachelet, cuando participa como candidata en las elecciones presidenciales, se abre para el pueblo chileno una gran expectativa, en lo reivindicativo con respecto a los Derechos Humanos, en lo laboral, lo educativo, la salud, etc., la posibilidad que por primera vez, en la historia republicana chilena, una mujer asuma el mando de la nación, suponía todo un panorama de esperanzas.  El hecho que su padre un General de  Aviación fuera asesinado por la dictadura de Pinochet, y la actual Presidenta también sufriera los rigores de esta genocida etapa chilena,  generaba la posibilidad que había llegado el momento de hacer justicia. Nada más alejado de la realidad, y aquí me detengo, no para liberar de responsabilidad a la actual Presidenta, sino para decir que ella, a igual que gran parte del pueblo chileno se alucinó con la posibilidad de lograr objetivos que posiblemente aún mantiene en su mente, hacer justicia. Pero, en  el Chile de hoy, siguen gobernando los de ayer, la oligarquía criolla junto a la más recalcitrante ala de la democracia Cristiana (OPUS DEI), son los que deciden, tenemos ahí los detractores, los antitrabajadores, los explotadores, y además cuentan con unas fuerzas armadas en defensa de sus intereses internos y los externos que pertenecen al imperialismo estadounidense. ESA ES LA VERDAD DE TODO LO QUE ACONTESE EN CHILE, no disfracemos la realidad, no busquemos argumentos donde no existen. Chile tiene una presidenta, pero al pueblo, lo gobierna la derecha fascista.

Pueblo chileno, trabajadores, trabajadoras, estudiantes, la vida y la historia de la humanidad nos dice; o se es de izquierda o se es de derecha, el centro no existe. 

Una reflexión final, ¿quién determina si la gestión de un representante diplomático es exitosa o no?, VALE LA PENA PREGUNTARSE ¿Y LA OPINIÓN DE LOS CONNACIONALES  QUE SE ENCUENTRAN EN ESAS PATRIAS NO TIENEN DERECHO A OPINAR, SIN SON ELLOS LOS BENEFICIADOS O PERJUDICADOS CON SU GESTIÓN?, dejo esa interrogante en el aire.