Oscar José Fernández

osfernandezve@hotmail.com

Lógica difusa y / o confusa

octubre de 2006

Cuando hablamos de lógica necesariamente debemos revisar el pensamiento (nuestra manera de pensar); y es que de alguna forma ese proceso que ocurre en el interior de nuestro cerebro y el cual nos lleva de un u otro tipo a establecer un debido orden a nuestras ideas, lo llamamos lógica. ¿Cual (es) lógica(s) nos gobierna(n)? De hecho en este momento al escribirles me valgo de un mecanismo, (que no es de todo innato) para escribirles, pero ustedes sabrán solo lo que yo quiero que sepan y de la manera que mi habilidad retórica me lo permita. Pero ¿es válido, poco o totalmente inválido lo que te digo?. Eso va a depender de muchos elementos entre los cuales destaca según creo la experiencia, más sin embargo el lenguaje puede ser utilizado para manipular.

Bien lo dice Humberto Maturana en el titulo de su libro:" la objetividad un argumento para obligar". Y es que las relaciones humanas no se dan solo para satisfacer necesidades ambientales y/o naturales como en el resto de los seres vivos, sino que también se dan por ego. Por querer sobre salir; y este afán por querer figurar nos lleva a mentir (mentira que en muchos casos es necesaria para llevar relaciones ambientales equilibradas) pero que en otros casos es utilizada para dañar y lastimar a otros. En definitiva somos complejos y no va a ser una lógica difusa, confusa, bivalente, trivalente, o polivalente, la que va a resolver nuestro problema de fondo ¿como pensamos?, ¿como nos comunicamos? y ¿porque lo hacemos como lo hacemos?.

Como ejemplo; presten atención a la lógica femenina. En una oportunidad Sigmund Freud dijo:" Llevo más de treinta años estudiando los misterios del alma femenina, y aún hay algo que no logro responder, ¿que es lo que quiere la mujer?".

Yo particularmente renuncié a tratar de entender a las mujeres, pues cuando dicen si, es no, cuando dicen no, es si, y además cuando no dicen nada, pretenden que nosotros (los hombres seres lineales y simples), respondamos como si conociéramos sus pensamientos; ahora tal vez su comportamiento se deba por una parte a influencias hormonales pero por otra parte ya existen estudios que revelan que las mujeres utilizan una mayor proporción de su cerebro y que a la vez esto les permite realizar tareas simultáneas sin ningún contratiempo. Pero al mismo tiempo creo que todo esto debe generar en ellas algún desgaste ya que ellas se estresan más que los hombres. Nuestro mayor problema es: ¿Como vivir/convivir armónicamente, y no morir en el intento? 

Tal vez así logres entender mi lógica. 

“El mundo es un caleidoscopio, la lógica la pone el hombre. El supremo arte es el azar”. (Miguel de Unamuno) 

Paradoja de Russell

“Los conjuntos parecen ser de dos tipos: los que se contienen a sí mismos como miembros y los que no. Un ejemplo de los primeros sería el conjunto de las cosas pensables, pues a su vez es una cosa pensable. Un ejemplo de los segundos sería el conjunto de los matemáticos, pues el conjunto en sí no es un matemático y, por tanto, no pertenece al conjunto como miembro.

Consideremos ahora el conjunto todos los conjuntos que no se contiene a sí mismos como miembro. Llamémosle T. ¿está T contenido en sí mismo como miembro? Si lo está, por definición no se contiene a sí mismo, luego no lo está. Pero si no lo está, por definición, debe estar”.  

Paradoja del barbero:

Propuesta por Bertrand Russell, dice:

“El único barbero de la ciudad dice que afeitará a todos aquellos que no se afeiten a sí mismos.

Pregunta: ¿quién afeitará al barbero? Si no se afeita a sí mismo será una de las personas de la ciudad que no se afeitan a sí mismas, con lo cual debería de afeitarse, siendo por tanto una de las personas que se afeitan a sí mismas, no debiendo por tanto afeitarse”.

  • El Barbero es calvo.

Paradoja de los alcaldes:

Érase una vez un reino donde había muchas ciudades y por tanto muchos alcaldes. Algunos alcaldes vivían en la ciudad que gobernaban y otros no. El rey, a fin de tener controlados a los alcaldes, decidió que eso se terminaría, y que los alcaldes no podrían vivir donde les pareciera. Lo que hizo fue construir una ciudad que llamó ZAD (Zona de Alcaldes Desplazados) y decretó que en ella vivirían únicamente los alcaldes que no viveran en la ciudad que gobernaban. Pronto surgió un problema. ¿Dónde debería el rey mandar a vivir al alcalde de la nueva ciudad?”

  • El alcalde de alcaldes, debería vivir en una nueva ciudad hecha para alcaldes de alcaldes y así sucesivamente… hasta el infinito.

El pleito sobre los honorarios

“La paradoja lógica que voy a relatar se le planteó al filósofo griego Protágoras hace unos 2.400 años aproximadamente. Protágoras fue uno de los precursores del movimiento sofista. Según algunos de sus contemporáneos fue el primero que sostuvo que sobre una misma cuestión existen dos discursos mutuamente opuestos.

Durante años enseñó sus conocimientos a los hijos de las familias pudientes griegas, por los que cobró grandes sumas de dinero. Los cursos eran rápidos y eficaces, y entre las enseñanzas transmitidas gran parte la ocupaban tanto la retórica como la argumentación. Para que os hagáis una idea, las escuelas sofistas eran, en aquél entonces, lo que hoy pueden ser las universidades privadas. Las enseñanzas de los sofistas eran muy valiosas para aquellos que quisieran hacer carrera política o judicial.

El pleito de los honorarios se plantea entre el maestro Protágoras y su discípulo Evatlo al que acoge en su academia con la condición de que le pagara los honorarios del curso cuando ganase su primer pleito. Terminado el curso Evatlo no tuvo ningún cliente y Protágoras, que era sofista pero no estoico, demandó a su discípulo.

Los argumentos expuestos fueron los siguientes:

Evatlo: Tanto si gano como si pierdo, en ningún caso tendré obligación de pagar a Protagoras. Si yo gano el pleito no tendré que pagar ya que el Juez habrá desestimado la demanda. Si lo pierdo, entonces, no habré ganado mi primer pleito y por lo tanto no se habrá cumplido la condición que hacía exigible la obligación de pago de los honorarios.

Protágoras: Tanto si gano como si pierdo este pleito, Evatlo siempre tendrá obligación de pagarme. Si yo gano la demanda, por definición tendrá que pagarme pues esta es la cuestión que se ventila en este pleito. Y si la pierdo, también tendrá que pagarme porque significará que ha ganado su primer pleito; es decir se habrá cumplido la condición de nuestro acuerdo.

¿Quién creéis que tenía razón?

Juan Carlos manda esta paradoja (24-8-2003) y dice: "La paradoja la recoge Raymond Smullyan. He añadido algunos datos que aparecen en el libro Sofistas, Testimonios y Fragmentos de la Editorial Gredos".

El origen de la paradoja reside en el hecho de que tanto Protágoras como su alumno primero aceptan la autoridad del tribunal pero después, si el veredicto no les favorece, deciden no someterse. Dicho de otra manera: más que una paradoja este es un caso de mala fe por parte de maestro y alumno. La finalidad del pleito es resolver el conflicto entre las partes. Pero deja de tener sentido si dichas partes condicionan su acatamiento al resultado.

Conclusión: Si no van a juicio, pues no hay paradoja. Si van a juicio, tendrán que acatar lo que decida el tribunal y listo”.

  • el veredicto fue tabla.

Las paradojas así como los silogismos, son interesantes ejercicios de lógica aristotélica, que evidencian los límites de la misma y que manifiestan la imposibilidad de medir todos los fenómenos de la naturaleza desde esta perspectiva. 

Silogismos

Silogismo1:

A quién madruga Dios lo ayuda...
Quién madruga, duerme en la tarde...
Quién duerme en la tarde, no duerme en la noche...
Quién no duerme en la noche, sale de juerga!!!

Silogismo 2:

Dios es amor.
El amor es ciego.
Steve Wonder es ciego.
Conclusión: Steve Wonder es Dios.

Silogismo 3:

Me dijeron que yo soy nadie.
Nadie es perfecto.
Luego, yo soy perfecto.
Pero, solo Dios es perfecto.
Por lo tanto, Yo soy Dios.
Si Steve Wonder es Dios
Yo soy Steve Wonder!!!
Conclusión: estoy ciego.

Silogismo 4:

Imagínate un pedazo de queso suizo, de aquellos bien llenos de agujeros. 
Cuanto más queso, más agujeros. Cada agujero ocupa el lugar que en el que habría queso.
Así, cuanto más agujeros, menos queso.
Cuanto más queso, más agujeros y cuanto más agujeros menos queso. 
Conclusión: Cuanto más queso menos queso.

Silogismo 5:

Cuando bebemos alcohol en exceso, terminamos borrachos.
Cuando estamos borrachos, dormimos.
Cuando dormimos no cometemos pecados.
Cuando no cometemos pecados, vamos al Cielo.
Conclusión: para ir al Cielo hay que ser Borracho!!!

Silogismo 6:

Pienso, luego existo.
Las rubias tontas no piensan, luego, las rubias tontas no existen.
Mi amigo dice que no es Fleto porque sale con una rubia inteligente.
Si una rubia inteligente saliese con mi amigo sería una tonta.
Como las rubias tontas no existen, mi amigo no sale con nadie.
Conclusión: mi amigo es un marica.

Silogismo 7:

Hoy en día, los trabajadores no tienen tiempo para nada.
Ahora, los vagos... tienen todo el tiempo del mundo.
El tiempo es dinero.
Luego, los vagos tienen mas dinero que los trabajadores.
Conclusión: Para ser rico, NO hay que trabajar!!!

Silogismo 8:

El beber mucho alcohol mata las neuronas.
Las neuronas que mata son las más débiles.
Si se mueren las débiles, quedan las más fuertes e inteligentes.
Conclusión: Mientras más bebo alcohol, más inteligente me hago.

Como se observa en estos ejercicios tanto paradójicos como siligísmicos, los límites del pensamiento pasan por el pensamiento mismo y hacen de la duda una necesidad; de allí la posibilidad de encontrar en la igualdad la diferencia y viceversa.

Sólo a través de la derivación lúdica de la duda podremos hacer de la existencia un universo de sentido desde la continua y cotidiana presencia del sin sentido que representa nuestra presencia en este Universo/mundo que llamamos vida. 

Los hombres mueren.           La hierba muere
 Sócrates es un hombre         Los hombres mueren
          Sócrates muere                Los hombres son hierba.
                                               (-Gregory Bateson-)

Webgrafía 

 

Paradojas

http://www.epsilones.com/paginas/t-paradojas.html

Silogismos

http://www.enplenitud.com/nota.asp?articuloid=5120

silogismo de Bateson

http://cano.mine.nu/lacuestion/imp/91-110/109.html#colmenares