Oscar José Fernández

osfernandezve@hotmail.com

En torno a lo trivial

agosto de 2004

“El mundo es un calidoscopio. La lógica la pone el hombre. El supremo arte es el azar”. (Don Miguel de Unamuno).

“Todo es veneno. Nada es veneno. Todo está en la dosis.” (Anónimo).

Hagamos a continuación u experimento intelectual. Analicemos las siguientes frases:

Yo no sé sumar.

La rosa tiene pétalos y a veces estos se caen.

Las dos primeras expresiones desde una lógica Aristotélica y/o binaria pueden sonar triviales.

Ahora como suenan:

Yo no sé sumar (Albert Einstein)

Las rosas tienen pétalos y estos a veces se caen (Lao-Tse)

¿Siguen sonando triviales?

Amigos, esto es lo que los Lingüistas llaman pragmática, es decir el estudio del significado de acuerdo al contexto.

“Amigos, todo tiene que ver con todo”.

Nota: los ejemplos citados no son de Einstein ni de Lao-Tse.

“Origen de la lógica. ¿Cómo se ha formado la lógica en la cabeza del hombre? Ciertamente por el ilogismo, cuyo poder, primitivamente, ha sido inmenso. Pero una cantidad innumerable de seres que deducían de otro modo de cómo nosotros deducimos ahora debió desaparecer; esto parece cada vez mas probable. Aquel que, por ejemplo, no llegaba a descubrir con bastante frecuencia las semejanzas, por lo que se refiere a la alimentación, o por lo que se refiere a los animales enemigos, el que establecía lentamente categorías o que era demasiado circunspecto en la subsunción disminuía sus probabilidades de curación más que aquel que por las cosas semejantes concluía inmediatamente la igualdad. Sin embargo, desde el principio se trató preferentemente a las cosas semejantes como si fueran iguales; una inclinación ilógica, en suma, pues en si no hay nada igual, que creó toda base de la lógica. Igualmente fue preciso, para que se formase el concepto de substancia, indispensable para la lógica –aunque en su sentido estricto nada real corresponde a este concepto--, que por largo tiempo no se viese ni se sintiese el cambio de las cosas; los seres que no veían muy exactamente tenían una ventaja sobre los que veían las fluctuaciones de todas las cosas. En sí, todo grado superior de circunspección e las conclusiones, toda inclinación escéptica es ya un peligro para la vida. Ningún ser vivo se habría conservado si la inclinación contraria de afirmar mas bien que resuspender el asenso, de engañar y de fantasear mas que de esperar, de aprobar mas que de negar, de juzgar mas bien que de ser justo, no se hubiera desarrollado de una manera extraordinariamente intensa. La serie de ideas y de deducciones lógicas, en nuestro cerebro actual, corresponde a un proceso, a una lucha de instintos en sí muy ilógicos e injustos; nosotros no percibimos generalmente más que el resultado de la lucha: Tan oculto y rápido funciona todavía este antiguo mecanismo dentro de nosotros” (Federico Nietzsche).

¿Si es la lógica una creación cultural, no serán nuestras creencias lógicas, tan sólo una de tantas opciones?

¿Seguirá siendo trivial lo trivial?

¿No será que lo que consideramos trivial, no es más que el conjunto de elementos neurointerpretativos generados en nuestro mapa cognitivo, los cuales al contrastarlos con el entorno y/o ambiente nos envía la señal y/o señales de semejanza; y en tal sentido nos hacen ver lo expuesto como superfluo y/o simple.

Ahora pregunto ¿Es simple la naturaleza de la cual formamos parte?

¿Es simple un copo de nieve? No existe dos copos de nieve estructuralmente iguales, y cada estructura es intrincadamente compleja.

¿Es simple un hormiguero? Hormiguero; sistema aparentemente caótico, y del cual hoy día las empresas toman como ejemplo de sistema de organización.

¿Es simple una mancha de café?

Si esto es así, entonces porque muchos Físicos y matemáticos se interesan en estudiar su comportamiento.

¿Es trivial lo trivial?  

¿Y EL ORDEN QUE?

Vivimos en un mundo que sobre estima al orden y no a cualquier orden , sino a un orden dominante, que nos dice que hacer y/o pensar.

Entonces ¿Cómo creer en un pensamiento; en un sistema de procesamiento de ideas que es desde hace mucho, un sistema limitado?

¿No es acaso nuestra forma de pensar y/o razonar trivial? Si esto es así, se podría aplicar a nuestro sistema cognitivo la máxima de la doble negación. Es decir, si creemos que algo es trivial siendo trivial nuestra manera de pensar, entonces eso trivial no lo es. Sin embargo esto sigue siendo lógico y binario. Pues entramos aquí en una paradoja, ya que analizar la lógica usando la lógica nos lleva a muchas concurrencias.  

OTRO ENGAÑO

Otro Engaño es el aparente cambio y/o diferencia que supone otra lógica. Esta lógica es la lógica de los extremos por lo tanto, creímos estar bajo dos lógicas opuestas cuando hablamos de Capitalismo vs. Marxismo, cuando en realidad eran los dos extremos de una misma lógica. Por otra parte tenemos que esta lógica de los filósofos y los científicos le ha prestado mayor atención a las semejanzas que a la diferencia. Otro error sería centrarnos ahora en la diferencia menos preciando a la semejanza. Creo que la nueva lógica debe venir por el centro, en lugar de excluir incluir; buscar el equilibrio ecológico de la lógica. Pero como todo esto pertenece a una dinámica cultural, tal vez tengamos que transitar el otro extremo antes de ir al centro. Y tal vez luego de llegar al centro, aún sigamos en su búsqueda hasta que descubramos que no nos sirve.

“ES TRIVIAL LO TRIVIAL”

¿Y LA REALIDAD QUE?

A continuación asomo el siguiente punto de comparación:

Si una persona sueña que tiene un accidente automovilístico y muere en él. Y al día siguiente amanece muerto de un infarto al corazón. ¿Fue o no real la experiencia?

Lo curioso es que para mí todo lo antes dicho resulta trivial, pues ya lo he dicho antes y me siento repetitivo. Tal vez al final si sean triviales mis escritos, tal vez todo sea trivial, pues nosotros somos triviales.