Oscar José Fernández

osfernandezve@hotmail.com

Disertaciones sobre lo original en Internet

agosto de 2006

En Internet cohabitan sitios que varían en sus exigencias en relación a las normas de publicación; algunos más o menos flexibles, otros no tanto. Sin embargo la gran mayoría coincide en solicitar que el texto no halla sido publicado previamente ni que se encuentre bajo revisión por ningún otro medio. En otras palabras, que sea original. 

 El texto debe ser original pero: ¿Qué es la originalidad en Internet? 

 ¿Originalidad y novedad son la misma cosa? 

¿Qué tiene que ver el tiempo y el espacio con la originalidad? 

¿Cumplo con las normas si envío un mismo mensaje a unas 20 revistas electrónicas simultáneamente? 

¿Y si envío el mismo texto con 20 títulos diferentes? 

Entonces ¿Cuál es la verdadera razón de la originalidad en Internet?, me parece que esta es una tontería, para el escritor mientras mas personas lo lean, para él mejor. Los textos, aún cuando su contenido haya cambiado de contexto, no tiene fecha de caducidad. Por esto me parece que no tiene sentido. Más aún cuando estos medios no pagan derecho de autoría; entonces ¿Por qué ha de ser el texto exclusivamente para ellos? 

Volviendo al tema del tiempo y el espacio; puede ser que haya enviado un texto para que este fuese considerado para una posible publicación electrónica, hace dos meses y el mismo esté siendo evaluado, y hoy le envíe el mismo texto a otro medio y mañana lo publiquen. 

¿Como se evalúa el asunto del tiempo aquí, unos lo recibieron primero pero otros lo publicaron antes? 

Otras veces ocurre que un texto es visto y leído en un medio y otro medio lo toma de allí y también lo publica. ¿Cómo llamar a esto, atentado a la originalidad? 

En esta dimensión de cosas creo sin temor a equivocarme, que lo más original sería  no ser original

Algunas personas pensarán que todo esto se debe a la existencia de una suerte de moral ambigua en Internet, pero yo creo que los ambiguos son aquellos que creen que pueden llevar un medio electrónico como se lleva una en papel. El colmo de la falta de adecuación son aquellos que luego de enviarles un texto vía correo electrónico te responden pidiéndote una copia en disquete y tres copias en papel. Entonces ¿para qué el correo? Otros dirán que estas son normas de seguridad, pero un plagiario también puede usar un disquete y mandar a imprimir unos materiales.

La prehistoria también habita en la web.