Oscar José Fernández

ofernandez@mixmail.com

La sociedad artificial

octubre de 2004 

“Bajo las especies de sindicalismo y fascismo aparece por primera vez en Europa un tipo de hombre que no quiere dar razones ni quiere tener razón, sino, sencillamente, se muestra resuelto a imponer sus opiniones. He aquí lo nuevo: el derecho a no tener razón, la razón de la sin razón” (José Ortega y Gasset).

Para comenzar debo aclarar que el mismo título del trabajo que a continuación se presenta, no resulta ser de inicio, el más apropiado; pues la propuesta del mismo no pretende mostrar elementos divisionistas entre una supuesta sociedad natural y otra artificial, ya que para el autor la sociedad es el resultado de la asociación (a veces lineal y otras caótica) de ambas. En tal sentido el título se justifica en el aforismo que le sigue.

Clásicamente entendemos por comportamiento natural, a aquel que no resulta y/o parece aprendido de allí la expresión comportamiento innato y/o instintivo; de hecho los estudios del comportamiento animal definen al instinto como nacer aprendido.. De allí que una araña no asista a la escuela para aprender a hacer telarañas y aún mas de allí que la especificidad evolutiva sea tal que las mismas sean utilizadas para clasificar taxonómicamente a los arácnidos; y como éste existen muchísimos ejemplos en la naturaleza. Pero ¿el ser humano posee instintos o todo es aprende y/o modifica del ambiente? La respuesta es por supuesto que sí, de allí los reflejos como el de succión que traemos al nacer y que a medida que crecemos va desapareciendo. 

Por otro lado tenemos un tipo de aprendizaje que resulta de la asociación de ideas (en el caso humano) y que  puede ser modificado y/o alterado en tal sentido este aprendizaje a diferencia del instintivo,  (el cual es genéticamente perfecto), es perfectible y/o variable dependiendo del individuo y/o grupo de individuos.

Hasta allí es sencillo, pero pasa que en  los seres humanos existen muchos comportamientos instintivos que creemos artificiales y/o viceversa. Tal es el caso por ejemplo, del sentido del humor que si bien varía de individuo a individuo está comprobado que el humor existe en otras especies animales diferentes a la humana. ¿qué sugiere esto último? Pues que tal vez eso que nos hace herir es innato y que distingue a un tipo de humor de otro dependa de otros elementos aprendidos posteriormente. Pero por otro lado existen teóricos que sugieren la existencia de elementos genéticos (genes) que pueden inducir ciertos comportamientos. Desde esta perspectiva la psicogenética nos dice que comportamientos como el instinto asesino pueden ser heredados.

Estudios psicogenéticos llevados a cabo en gemelos idénticos que crecieron separados resultan sorprendentes el grado de coincidencia que presentan; por ejemplo, en preferencias tales como: el gusto de las comidas, la ropa, el calzado, vehículos, etc. Los niveles de coincidencia son extraordinariamente altos. Sin embargo también sabemos que un clón natural ( un gemelo) es una copia exacta del otro y que estos pueden llegar a desarrollar comportamientos totalmente contrarios aún viviendo juntos. Entonces tenemos la evidencia ante la existencia de ciertos patrones genéticos que pueden inducir ciertos comportamientos y por otra parte que el ambiente también puede cumplir un papel importante en este proceso.   F=G+A; fenotipo más ambiente. Y ¿cómo influye todo esto en el comportamiento social?

Para responder a la pregunta anterior sería necesario distinguir el comportamiento de las masas del comportamiento individual; el comportamiento societal tanto humano como del resto d la comunidad zoológica, presenta patrones de afinidad que sirven para congregarnos en grupos y/o subgrupos. Pero también para separarnos ( en el caso humano). Es bien conocida la naturaleza gregaria de los seres humanos, lo que no está muy claro es cuales son las razones que nos motivan a agruparnos con algunas personas y con otras no. Esta motivación no es en la mayoría de los casos el producto de un razonamiento y de un análisis detallado; por el contrario este comportamiento responde mas a lo que usualmente llamamos capricho. Pero, ¿Es realmente el capricho un capricho? Algunos estudios sugieren algo diferente: en un estudio en el cual se les solicitó a un grupo voluntario de varones que desarrollaran una actividad física y luego entregaran su ropa sudada, luego se les pidió a un grupo de mujeres que escogieran de acuerdo al olor la que más les atraía. Los resultados mostraron que la escogencia de cada mujer coincidía en una relación complementaria en función de los sistemas inmunológicos de las mujeres con los varones donantes escogidos. En otras palabras el olor que nos atrae  tiende a ser nuestro complementario genético.

¿Se cumplirán estos mismos patrones en la escogencia de amistades así como en la escogencia de pareja?

¿Es esto lo que usualmente llamamos química y/o feeling?

La presencia de elemento psicogenéticos y psiconeuroinmunológicos; sugieren la existencia de un paradigma neurocientífico oculto, el cual influye en el comportamiento individual y/o social de la humanidad.

ALGUNAS IDEAS PARA LA CONSTRUCCIÓN DE UN PENSAMIENTO POST MECANICISTA

No debe considerarse en ningún modo como receta única para lograr la complejización del pensamiento, pero las ideas que a continuación siguen se recomiendan, pudieran ser el punto de partida para la creación de ejercicios meta-cognitivos cada vez más complejos. Por ahora les ofrecemos a modo de ejercicios integrativos las siguientes recomendaciones:

·        Tratar de desarrollar varias actividades simultáneamente. Ejemplo: leer, escribir, ver televisión, conversar, cocinar, etc. Se podrían ir incorporando dichos elementos de forma progresiva. Tiempo recomendado 1 y/o 2 horas por día.

  • Combinar olores, colores, sabores, texturas y sonidos, tratando de crear imágenes asociativas con estos; este ejercicio se puede hacer diariamente una hora.

  • Compartir las experiencias de las actividades descritas arriba con personas que también practiquen las mismas.

  • Practicar las experiencias arriba descritas en grupos de 2 y/o 3 personas por un máximo de una hora diaria.

  • Resolver crucigramas.

  • Intentar fomentar la creación de una red de interacción desde internet.

  • Leer temas diversos.

  • Intentar escribir textos que integren informaciones de modo coherente y lógico.

  • Prestar atención a los detalles de las cosas y/o personas.

  • Evaluar la aplicación de estas estrategias con el desempeño laboral, social, y/o familiar.

  • Aplicar diariamente las estrategias arriba descritas por tiempo indefinido y evaluar los resultados interactivos por cada 3 meses.

  • El cerebro se encarga de asociar elementos y darle orden.

IDEAS FINALES

Las anteriores recomendaciones garantizan la complejización del pensamiento, pero las relaciones derivadas de las asociaciones de elementos nuevos con elementos viejos, puede generar resultados muy diversos, ya que es la intención, motivación e interpretación de la persona participante de la experiencia lo que marca la diferencia.

La sociedad artificial (sociedad compleja e integral), se presenta como un universo altamente heterogéneo que tiende a dar el paso hacia la diversificación del pensamiento, esta vez en forma masificada, mostrando así el camino para la construcción de la próxima revolución.

“LA REVOLUCIÓN DEL PENSAMIENTO”