Oscar José Fernández

osfernandezve@hotmail.com

Neuorociencia y complejidad

octubre de 2004

“El neocórtex humano es un prodigioso tejido anárquico, donde las uniones sinápticas se efectúan de manera aleatoria. Aunque está constituido por células especializadas (neuronas), el cerebro es un campo no-especializado, donde se implantan innumerables localizaciones y a través del cual se efectúan interacciones laterales. Son las interacciones anárquicas las que están en la fuente del orden central... No hay equilibrio, sino inestabilidad, tensión permanente entre estos aspectos que, al mismo tiempo que son fundamentalmente complementarios, resultan fácilmente concurrentes y antagonistas” (Edgar Morín).

  • La razón es orden en la anarquía cerebral.

  • Espero asistir algún día a un bar bioquímico y solicitar un trago de serotonina doble en las rocas.

  • Usualmente se define al ser humano, como un ser bio-psico-social; yo lo cambiaría por bio-neuro-socio-espiritual.

  • Un sueño vivido o el recuerdo de algo contado o experimentado se confunde en el tiempo cerebral.

  • La vida sólo tiene sentido y justificación si existe el recuerdo. Tal vez sea por eso sufrir de Alzaimer.

  • ¿Es el pensamiento un acto espontáneo o aprendido?

  • ¿Qué es real y que no lo es, para un esquizofrénico.?

  • ¿Las experiencias relacionadas con estados alterados de conciencia;  son realmente fenómenos espirituales o jugarretas de la mente?

  • ¿Tiene el aprendizaje cierto componente genético?

  •  ¿Qué ocurre en el cerebro de un genio autista, que le permite desarrollar habilidades y destrezas sorprendentes y a la vez le limita realizar actividades comunes para nosotros como la socialización y el aseo personal?.

  •  ¿ La conciencia colectiva puede llegar a explicar fenómenos como el fanatismo?

  •  ¿Existe alguna explicación neurocientífica para el fanatismo?.

  •  ¿Es el egocentrismo un problema neurológico y/o cultural? 

  • ¿Cabe el amor en una neurona? 

  • ¿Son la percepción y/o la experiencia elementos determinantes en la visión de mundo que poseemos? 

  • ¿Son los seres obsesivos los que trascienden? 

  • ¿Por qué se dice que entre la locura y la genialidad existe una cuerda muy delgada? 

  • ¿Por qué el estímulo bajo el efecto de las ondas alfa inducen a la creatividad? 

  • ¿Por que Desmond Morris no habla ahora del mono desnudo sino del mono creativo?

  • ¿Son las manos y las habilidades derivadas de éstas las precursoras de nuestra actual tecnología?

  • Nuestro cerebro ha evolucionado gracias a la memoria histórica (herencia cultural), y a nuestras manos.

  • Si el arte es exclusiva de los humanos, entonces ¿Cómo es que ya existen computadoras que hacen poemas?

  • ¿Qué tan artificial es la inteligencia?

  • ¿Qué tan natural puede ser una idea?

  • ¿Cuál es la distancia entre una señal neuroeléctrica y una idea? 

  • ¿Qué fenómenos actúan en la mente de un grupo de personas que ven una misma película, y recuerdan escenas diferentes? 

  • ¿Qué tan confiable es la memoria, que nos lleva a identificar a un criminal ante una investigación policial, luego de varios meses o años? 

  • ¿Por qué en las películas norte americanas siempre ganan los buenos?¿No será la imagen del héroe americano transmitida a través de las películas anglosajonas un influjo importante en nuestro imaginario colectivo? 

  • La cultura cibernética es la opción a transitar sin espacio ni tiempo. 

  • ¿Favorecen o no los video juegos al aprendizaje?¿Cómo se dan los procesos de aprendizaje en los niños cibernéticos? 

  • ¿Puede un robot enseñar a un niño? 

  • El ser humano creó a la computadora, y la computadora crea y modifica a la vez al hombre. 

  • ¿Dónde está el avance cuando un hombre le gana a una computadora y/o viceversa?La belleza femenina (tiende a ser en la mayoría de los casos)  inversamente proporcional a inteligencia. 

  • Nos apartamos de la realidad cuando actuamos automáticamente Ejm:

                                          a) Hola ¿Cómo estás?

                                          b) Bien 

  a) Bien gracias.

 Tendemos a actuar como si escucháramos lo que en realidad nunca se dijo: bien ¿y tú?