Jorge Marcelo Ferro

Ing civil (Universidad de Buenos Aires), Argentina

jmarceloferro@yahoo.com.ar 

La ciencia lógica

agosto de 2008

HISTORIA Y CONCEPTO: La ciencia Lógica que nació en el mundo griego del siglo V (a. de J.C.) y alcanzó su culminación con Sócrates, Platón y Aristóteles hace más de 2.300 años, es el mayor logro intelectual que se conozca y constituye el insuperado legado de la magna Grecia para la Humanidad, fruto y tributo del amor humano a la verdad y la belleza.

La Lógica es la ciencia que estudia las leyes y la validez de los razonamientos. Y al ser toda ciencia “un conjunto de conocimientos obtenidos por la observación y el razonamiento”, resulta que la Lógica aporta uno de los dos instrumentos por los cuales toda ciencia puede ser tal. Así, si no existieran los razonamientos, entonces no existiría ciencia alguna. 

EL RAZONAMIENTO LÓGICO: Es un proceso discursivo que sujeto a reglas o preceptos se desarrolla en dos o tres pasos y cumple con la finalidad de obtener una proposición de la cual se llega a saber, con certeza absoluta, si es verdadera ó falsa. Además cada razonamiento es autónomo de los demás y toda conclusión obtenida es infalible e inmutable.

Pasos y preceptos del razonamiento:

El primer paso: Consiste en formular una implicación lógica con dos premisas o proposiciones [P] y [Q] relacionadas en la forma {SI(=IF) [P] ENTONCES [Q]}.

Preceptos del primer paso: La implicación lógica que se formule será válida, siempre y cuando se cumpla con los dos preceptos siguientes:

1) Que la premisa antecedente [P], la premisa consecuente [Q] y la implicación lógica {SI(=IF) [P] ENTONCES [Q]} posean, por sí mismas, significado y sentido.

2)  Que la implicación lógica {SI(=IF) [P] ENTONCES [Q]} sea de la forma DEDUCTIVA, lo cual únicamente ocurre si la premisa antecedente [P] implica (lleva en si misma ó contiene) a la premisa consecuente [Q], y ésta a su vez es implicada (contenida en forma total) por la primera.

Observación: La implicación lógica será inválido si la premisa antecedente no implica a la consecuente, aunque ésta implique a la primera (implicación de forma INDUCTIVA). 

El segundo paso: Consiste en obtener las dos proposiciones que surgen de la implicación lógica al realizar las dos inferencias correspondientes a sus modos válidos: el “modus ponens” (ó modo de poner) y el “modus tollens” (ó modo de sacar).

Preceptos del segundo paso:

1)  La proposición que se infiere según el “modus ponens” es la afirmación de la premisa consecuente {SI(=YES)[Q]}, que surge de la implicación lógica {SI(=IF)[P] ENTONCES [Q]} al postular como verdad la afirmación de la premisa antecedente {SI(=YES)[P]}. Y si ésta última proposición {SI(=YES)[P]} hubiese resultado ser indefectiblemente verdadera por un razonamiento válido anterior, entonces la proposición inferida {SI(=YES) [Q]} resulta ser indefectiblemente verdadera y el razonamiento concluye en esta instancia.

2)  La proposición que se infiere según el “modus tollens” es la negación de la premisa antecedente {NO [P]} que surge de la implicación lógica SI(=IF){NO [Q]} ENTONCES {NO [P]} al postular como verdad la negación de la premisa consecuente {NO [Q]}. Y si ésta última proposición: {NO [Q]} hubiese resultado ser indefectiblemente verdadera por un razonamiento válido anterior, entonces la proposición inferida {NO [P]} resulta ser indefectiblemente verdadera y el razonamiento concluye en esta instancia.

Observaciones:

1. Los dos modos de inferencia válidos en los razonamientos lógicos son: El “modus ponens” (el modo de poner) que resulta de postular como verdad la afirmación de la premisa antecedente {SI(=YES)[P]} y del cual se infiere {SI(=YES)[Q]}; y el “modus tollens” (el modo de sacar) resultante de postular como verdad la negación de la premisa consecuente {NO [Q]} del cual se infiere {NO [P]}

2. NO son válidas las otras dos variantes posibles de inferencia, las cuales conducen a las denominadas falacias: Una “por negación del antecedente {NO [P]}” de la cual NO es válido inferir {NO [Q]}; y la otra falacia “por afirmación del consecuente {SI(=YES)[Q]}” y de la cual NO es válido inferir {SI(=YES) [P]}.

El tercer paso: Conduce al resultado final de todo razonamiento válido que no hubiese concluido en el paso anterior, y consiste en determinar en forma infalible, cuál de las proposiciones {SI(=YES) [P]} ó {NO [P]} es la VERDADERA y cuál la FALSA.

Preceptos del tercer paso:

1)  La afirmación de la premisa antecedente {SI(=YES) [P]} será INDEFECTIBLEMENTE FALSA si por un razonamiento anterior se hubiese demostrado FALSA la afirmación de la premisa consecuente {SI(=YES) [Q]}.

2)  La negación de la premisa antecedente {NO [P]} será INDEFECTIBLEMENTE VERDADERA, excepto cuando la negación de la premisa consecuente {NO [Q]} resultase un ABSURDO ó se hubiese demostrado FALSA por un razonamiento anterior, en cuyo caso la negación de la premisa antecedente {NO [P]} será INDEFECTIBLEMENTE FALSA.

LA LÓGICA Y LAS CIENCIAS: La finalidad que se persigue a través de la CIENCIA es alcanzar el conocimiento de la verdad. Así, el científico tratará de obtener los conocimientos verdaderos inherentes a la ciencia que estudia, y para lograrlo contará con sus sentidos y el auxilio de instrumentos para “observar”, y de su mente y la ciencia LÓGICA para “razonar”. 

Categorías de los conocimientos: Los conocimientos se ubican en tres categorías o niveles:

Primer nivel (inferior): Los conocimientos corresponden a “sucesos” y “circunstancias” de ocurrencia verdadera. Para su obtención se requiere conocer: QUÉ, CÓMO, DÓNDE y CUÁNDO ocurren esos sucesos y circunstancias y QUIÉNES son los actores.

Segundo nivel (intermedio): Los conocimientos son las “causas” de cada proceso en estudio.

Nota: “Proceso” es un conjunto de sucesos y circunstancias de ocurrencia verdadera que están relacionados entre sí por uno o más criterios. Esos criterios pueden ser: “causas” y “clase” de cada suceso o circunstancia, y “forma”, “lugar”  y “momento” de su ocurrencia.    

Tercer nivel (superior): Los conocimientos corresponden al “sentido” o “causa inmediata” de cada proceso en estudio.

Nota: La causa inmediata de un proceso es la que está lógicamente más próxima a ese proceso, ya que la causa inmediata es por definición aquella que no admite la interposición de otra causa entre ella y sus efectos. Y así, en un conjunto de causas mediatas (próximas), existe siempre una que es la inmediata (la más próxima).

Organización general de los conocimientos: Es posible organizar los conocimientos inherentes a cada ciencia conformando una estructura piramidal sobre cuya base; en el primer nivel (el inferior), se ubican los registros y memorias de todos los sucesos y circunstancias de existencia verdadera. Luego, arriba del primero, y en el segundo nivel de la pirámide, se ubican las causas mediatas correspondientes a cada proceso. Y en el tercer nivel (el superior), se ubican las causas inmediatas de todos los procesos. Y finalmente en la cúspide de la pirámide está DIOS que es la causa inmediata de todo lo que existe.   

Los métodos de las ciencias: La pirámide de los conocimientos se puede recorrer en los dos sentidos. Los caminos o métodos que van de abajo hacia arriba son los INDUCTIVOS, y los que parten de arriba y van hacia abajo los DEDUCTIVOS. Por la Lógica se sabe que solamente mediante razonamientos deductivos se obtienen proposiciones que en forma infalible son indefectiblemente verdaderas ó indefectiblemente falsas. Resulta entonces que para progresar en forma eficaz y sobre seguro en toda ciencia, debe aplicarse siempre, el método DEDUCTIVO. Y utilizar el método inductivo sólo como auxiliar para realizar inferencias que induzcan a percibir, sentir, pensar o intuir otros conocimientos verdaderos diferentes de aquellos que; como la bañera de Arquímedes y la manzana de Newton se pueden observar, o los que como el átomo de Bohr y la relatividad de Einsten pueden imaginarse. 

Aplicación del método deductivo: La aplicación del método deductivo tiene por objetivo obtener  los conocimientos verdaderos de cada ciencia, y su secuencia es la siguiente:

1.   Se eligen las premisas [P] y [Q] tales que además de concernir ambas a la ciencia en cuestión, se corresponden con una implicación lógica válida.

2.   Se realiza el correspondiente razonamiento mediante el cual queda determinado en forma infalible, aquella proposición que resulta ser indefectiblemente verdadera.

3.   Se incorpora la proposición que se demostró indefectiblemente verdadera al conjunto de conocimientos verdaderos de la ciencia en cuestión en el nivel correspondiente.

LA LÓGICA Y LA TEOLOGÍA (ó METAFÍSICA): DIOS es la entidad con voluntad omnipotente y omnisciente (que puede hacer y conocerlo todo). Y la Teología es la ciencia que estudia a DIOS y los temas con ÉL relacionados, los cuales aunque en rigor de verdad son todos, las cuestiones que en forma específica se tratan en la Teología son las propias a DIOS; como su existencia verdadera, su naturaleza metafísica y sus atributos manifiestos en grado supremo de bondad, potencia y conocimiento, y también en la Teología son tratadas las cuestiones inherentes a la relación de DIOS con los seres humanos: como la naturaleza humana, el destino de la Humanidad, el bien y el mal, la fe y las religiones entre otras. 

Los primeros razonamientos en la Teología: A continuación se transcriben razonamientos formulados por gnósticos, religiosos judíos, cristianos y del Islam y filósofos y pensadores de Oriente y Occidente, desde la época de Aristóteles (siglo IV a. de J.C.) hasta nuestros días. 

RAZONAMIENTO: Sobre la existencia de DIOS:

Primer paso: Se formula la implicación lógica válida: SI [DIOS no existe] ENTONCES [El orden del Universo material surgió exclusivamente por azar].

Segundo paso: Se obtienen las dos proposiciones según los dos modos válidos de inferencia:

a)   La proposición correspondiente al “modus ponens”: Afirmación premisa consecuente: {Es verdad que [El orden del Universo material surgió exclusivamente por azar]}.

b)   La proposición que corresponde al “modus tollens” es la negación de la premisa antecedente: {NO es verdad que [DIOS no existe]}

Tercer paso: Se sigue lo establecido en los dos preceptos del tercer paso, y así resulta:

a)  Siguiendo el primer precepto del tercer paso: Al NO haberse demostrado previamente FALSA la afirmación de la premisa consecuente {Es verdad que [El orden del Universo material surgió exclusivamente por azar]}, resulta que en esta instancia NO puede determinarse que la premisa antecedente [DIOS no existe] sea FALSA.

b)  De acuerdo al segundo precepto del tercer paso: Al NO ser un ABSURDO la negación de la premisa consecuente {NO es verdad que [El orden del Universo material surgió exclusivamente por azar]}, entonces queda determinado en forma infalible que la negación de la premisa antecedente {NO es verdad que [DIOS no existe]} resulta ser INDEFECTIBLEMENTE VERDADERA.

Conclusión del razonamiento: Es indefectiblemente verdad que [DIOS existe]

RAZONAMIENTO: Sobre la existencia de DIOS (bis):

Primer paso: Se formula la implicación lógica válida: SI [DIOS existe] ENTONCES [El orden del Universo material surgió: Ó por exclusiva acción de DIOS, ó por exclusivo resultado del azar, ó por parcial acción de DIOS y parcial resultado del azar].

Segundo paso: Se obtienen las dos proposiciones válidas que surgen de aplicar en la implicación lógica, los dos modos válidos de inferencia:

a)  La proposición válida correspondiente al “modus ponens” es la afirmación como verdad de la premisa consecuente: {Es verdad que [El orden del Universo material surgió: Ó por exclusiva acción de DIOS, ó por exclusivo resultado del azar, ó por parcial acción de DIOS y parcial resultado del azar]}.

b)  La proposición válida que corresponde al “modus tollens” es la negación de la verdad de la premisa antecedente: {NO es verdad que [DIOS existe]}

Tercer paso: Se sigue lo establecido en los dos preceptos del tercer paso, y así resulta:

a)  Siguiendo el primer precepto del tercer paso: Al NO haberse demostrado previamente FALSA la afirmación de la premisa consecuente {Es verdad que [El orden del Universo material surgió: Ó por exclusiva acción de DIOS, ó por exclusivo resultado del azar, ó por parcial acción de DIOS y parcial resultado del azar]}, resulta que en esta instancia NO puede determinarse que la premisa antecedente [DIOS existe] sea FALSA.

b)   De acuerdo al segundo precepto del tercer paso: Siendo que la negación de la premisa consecuente {NO es verdad que [El orden del Universo material surgió: Ó por exclusiva acción de DIOS, ó por exclusivo resultado del azar, ó por parcial acción de DIOS y parcial resultado del azar]} resulta un ABSURDO, entonces queda determinado en forma infalible que la negación de la premisa antecedente {NO es verdad que [DIOS existe]} es INDEFECTIBLEMENTE FALSA.

Conclusión del razonamiento: Es indefectiblemente verdad que [DIOS existe].

Observación: En la ciencia Lógica se contemplan posibilidades (no probabilidades), y así, mediante razonamientos válidos conocidos hace siglos, se confirmó, con carácter de infalible, que de las dos posibilidades factibles y excluyentes entre sí sobre la existencia de DIOS, la verdadera  resultó ser [DIOS existe]. Y eso es así en forma infalible, amén de inmutable e inalterable por causa o circunstancia alguna. Y así por ejemplo, aunque se aceptase como cierta cualquier otra circunstancia como por ejemplo que fuese verdad que [el orden del Universo material surgió exclusivamente por azar], de ello NO es posible deducir mediante un razonamiento válido, ninguna conclusión sobre la existencia de DIOS, simplemente porque una vez obtenida una conclusión verdadera por medio de un razonamiento lógico válido, esa conclusión resulta ser la infalible e inmutable verdad que existe al respecto.

Lo hasta acá expuesto debiera ser considerado por quienes corresponda para evitar se busque inútilmente la verdad fuera de donde ya hace mucho tiempo se sabe que está.

NOTA: En los razonamientos que siguen y en honor a la brevedad de este escrito, solamente se indica el primer paso y la instancia en que se resuelve y concluye cada razonamiento.

RAZONAMIENTO I: Sobre la existencia del Demonio:

Primer paso: Se formula la implicación lógica válida: SI [El Demonio no existe] ENTONCES [La voluntad contraria a la unión del hombre con DIOS proviene: Ó del hombre ó de DIOS].

Tercer paso: b) De acuerdo al segundo precepto del tercer paso: Siendo que NO es un ABSURDO la negación de la premisa consecuente {NO es verdad que [La voluntad contraria a la unión del hombre con DIOS proviene: Ó del hombre ó de DIOS]}, entonces queda determinado en forma infalible que la negación de la premisa antecedente {NO es verdad que [El Demonio no existe]} resulta ser INDEFECTIBLEMENTE VERDADERA.

Conclusión del razonamiento I: Es indefectiblemente verdad que [El Demonio existe]

RAZONAMIENTO II: Sobre la existencia del Demonio (bis):

Primer paso: Se formula la implicación lógica válida: SI [El Demonio existe] ENTONCES [La voluntad contraria a la unión del hombre con DIOS proviene: Ó del Demonio, ó del hombre ó de DIOS].

Tercer paso: b) De acuerdo al segundo precepto del tercer paso: Siendo que la negación de la premisa consecuente {NO es verdad que [La voluntad contraria a la unión del hombre con DIOS proviene: Ó del Demonio, ó del hombre ó de DIOS]} resulta un ABSURDO, entonces queda determinado en forma infalible que la negación de la premisa antecedente {NO es verdad que [El Demonio existe]} es INDEFECTIBLEMENTE FALSA.

Conclusión del razonamiento II: Es indefectiblemente verdad que [El Demonio existe].

RAZONAMIENTO III: Sobre la naturaleza de DIOS:

Primer paso: Se formula la implicación lógica válida: SI [DIOS es de naturaleza material] ENTONCES [DIOS surgió por exclusivo resultado del azar].

Tercer paso: b) De acuerdo al segundo precepto del tercer paso: Siendo que la negación de la premisa consecuente {NO es verdad que [DIOS surgió por exclusivo resultado del azar]} NO resulta un ABSURDO, entonces queda determinado en forma infalible que la negación de la premisa antecedente {NO es verdad que [DIOS es de naturaleza material]} es INDEFECTIBLEMENTE VERDADERA.

Conclusión del razonamiento III: Es indefectiblemente verdad que [DIOS es de naturaleza metafísica o espiritual].

RAZONAMIENTO IV: Sobre la suprema bondad (bien) de DIOS:

Primer paso: Se formula la implicación lógica válida: SI [DIOS es de bondad suprema] ENTONCES [DIOS es omnipotente y omnisciente].

Tercer paso: b) De acuerdo al segundo precepto del tercer paso: Siendo que la negación de la premisa consecuente {NO es verdad que [DIOS es omnipotente y omnisciente]} resulta un ABSURDO (porque se niega lo que por definición es DIOS), entonces queda determinado en forma infalible que la negación de la premisa antecedente {NO es verdad que [DIOS es de bondad suprema]} es INDEFECTIBLEMENTE FALSA.

Conclusión del razonamiento IV: Es indefectiblemente verdad que [DIOS es de bondad suprema] 

RAZONAMIENTO V: Sobre la naturaleza del ser humano:

Primer paso: Se formula la implicación lógica válida: SI [El ser humano es de naturaleza exclusivamente material] ENTONCES [El cuerpo material del ser humano se ordena y funciona: Ó por exclusiva acción de algo externo, ó por exclusiva acción de algo material interno, ó por exclusivo resultado del azar, ó por parciales acciones de los tres factores].

Tercer paso: b) De acuerdo al segundo precepto del tercer paso: Siendo que la negación de la premisa consecuente {NO es verdad que [El cuerpo material del ser humano se ordena y funciona: Ó por exclusiva acción de algo externo, ó por exclusiva acción de algo material interno, ó por exclusivo resultado del azar, ó por parciales acciones de los tres factores]} NO resulta un ABSURDO, entonces queda determinado en forma infalible que la negación de la premisa antecedente {NO es verdad que [El ser humano es de naturaleza exclusivamente material]} es INDEFECTIBLEMENTE VERDADERA.

Conclusión del razonamiento V: Es indefectiblemente verdad que [El ser humano es de naturaleza dual: material y metafísica o espiritual]

RAZONAMIENTO VI: Sobre el estado actual del ser humano:

Primer paso: Implicación lógica válida: SI [El espíritu del ser humano está unido a DIOS] ENTONCES [El cuerpo material del ser humano posee supremo bien y es inmortal].

Tercer paso: b) De acuerdo al segundo precepto del tercer paso: Siendo que la negación de la premisa consecuente {NO es verdad que [El cuerpo material del ser humano posee supremo bien y es inmortal]} NO resulta un ABSURDO, entonces queda determinado en forma infalible que la negación de la premisa antecedente {NO es verdad que [El espíritu del ser humano está unido a DIOS]} es INDEFECTIBLEMENTE VERDADERA.

Conclusión del razonamiento VI: Es indefectiblemente verdad que [El espíritu del ser humano NO está unido a DIOS]

Nota: La UNIÓN ocurre cuando las partes se confunden para formar un todo que es una sola cosa y donde las partes ya no existen como tales, de ahí que la unión con DIOS sólo es posible cuando existe la misma voluntad de DIOS y del hombre por realizarla. La otra clase de junta posible es la CONFEDERACIÓN que se forma como un conjunto de partes diferenciadas, de ahí que sea posible confederar entidades que posean voluntades diferentes.

RAZONAMIENTO VII: Sobre el destino del ser humano:

Primer paso: Se formula la implicación lógica válida: SI [DIOS es de bondad suprema] ENTONCES [El destino del ser humano es de supremo bien].

Segundo paso: Se obtiene la proposición válida correspondiente al “modus ponens” que es la afirmación como verdad de la premisa consecuente: {Es verdad que [El destino del ser humano es de supremo bien]}, la cual resulta ser indefectiblemente verdadera porque tal como se demostró mediante el razonamiento IV, resultó ser verdadera la premisa antecedente [DIOS es de bondad suprema].

Conclusión del razonamiento VII: Es indefectiblemente verdad que [El destino del ser humano es de supremo bien]

RAZONAMIENTO VIII: Sobre el destino espiritual del ser humano:

Primer paso: Se formula la implicación lógica válida: SI [El destino del ser humano es de supremo bien] ENTONCES [El espíritu del ser humano estará unido a DIOS].

Segundo paso: Se obtiene la proposición válida correspondiente al “modus ponens” que es la afirmación como verdad de la premisa consecuente: {Es verdad que [El espíritu del ser humano estará unido a DIOS]}, la cual resulta ser indefectiblemente verdadera porque tal como se demostró mediante el razonamiento VII, resultó ser verdadera la premisa antecedente [El destino del ser humano es de supremo bien].

Conclusión del razonamiento VIII: Es indefectiblemente verdad que [El espíritu del ser humano estará unido a DIOS]

RAZONAMIENTO IX: Sobre la voluntad del ser humano:

Primer paso: Se formula la implicación lógica válida: SI [El espíritu del ser humano estará unido a DIOS] ENTONCES [El ser humano poseerá la voluntad de estar unido a DIOS].

Segundo paso: Se obtiene la proposición válida correspondiente al “modus ponens” que es la afirmación como verdad de la premisa consecuente: {Es verdad que [El ser humano poseerá la voluntad de estar unido a DIOS]}, la cual resulta ser indefectiblemente verdadera porque tal como se demostró mediante el razonamiento VIII, resultó ser verdadera la premisa antecedente [El espíritu del ser humano estará unido a DIOS].

Conclusión del razonamiento IX: Es indefectiblemente verdad que [El ser humano poseerá la voluntad de estar unido a DIOS]

RAZONAMIENTO X: SOBRE EL DESTINO MATERIAL DEL SER HUMANO:

Primer paso: Se formula la implicación lógica válida: SI [El destino del ser humano es de supremo bien] ENTONCES [El cuerpo material del ser humano poseerá supremo bien y será inmortal].

Segundo paso: Se obtiene la proposición válida correspondiente al “modus ponens” que es la afirmación como verdad de la premisa consecuente: {Es verdad que [El cuerpo material del ser humano poseerá supremo bien y será inmortal]}, la cual resulta ser indefectiblemente verdadera porque tal como se demostró mediante el razonamiento VII, resultó ser verdadera la premisa antecedente [El destino del ser humano es de supremo bien].

Conclusión del razonamiento X: Es indefectiblemente verdad que [El cuerpo material del ser humano poseerá supremo bien y será inmortal]

Conjunto de conocimientos verdaderos de la Teología (ó Metafísica): A continuación se transcriben las proposiciones que resultaron ser indefectiblemente verdaderas por los razonamientos hasta aquí apuntados, y que de acuerdo con el método establecido corresponde incorporarlas al conjunto de conocimientos verdaderos de la Teología:

1.      Es verdad que [DIOS existe].

2.      Es verdad que [El Demonio existe].

3.      Es verdad que [DIOS es de naturaleza metafísica o espiritual].

4.      Es verdad que [DIOS es de bondad suprema].

5.      Es verdad que [El ser humano es de naturaleza dual: material y metafísica o espiritual].

6.      Es verdad que [El espíritu del ser humano NO está unido a DIOS].

7.      Es verdad que [El destino del ser humano es de supremo bien].

8.      Es verdad que [El espíritu del ser humano estará unido a DIOS].

9.      Es verdad que [El ser humano poseerá la voluntad de estar unido a DIOS].

10.    Es verdad que [El cuerpo material del ser humano poseerá supremo bien y será inmortal].

LA LÓGICA Y LAS CIENCIAS NATURALES (ó CIBERNÉTICA): Mediante las ciencias naturales se estudian los procesos que ocurren en la Naturaleza y el Universo. Así, los sucesos y circunstancias de ocurrencia verdadera que fueran percibidos, sentidos, pensados o intuidos por el hombre y de los cuales se conozca en forma fehaciente: qué, cómo, dónde y cuándo ocurren y quiénes son los actores de esos sucesos y circunstancias, se deben incorporar al conjunto de conocimientos verdaderos del primer nivel (inferior). Luego, siguiendo el método deductivo más arriba indicado podrá obtenerse, por medio de razonamientos lógicos, proposiciones verdaderas e incorporarlas también al conjunto de conocimientos verdaderos en el nivel correspondiente.

Los primeros razonamientos en las ciencias naturales: Previo a la aparición de la Lógica griega, los hombres también razonaban, pero esos razonamientos aunque formalmente similares a los de esta Lógica, diferían con éstos en que las conclusiones obtenidas no podían reputarse de infalibles ni inmutables y siempre eran discutibles. Y eso ocurría porque no se conocía el tercer paso del razonamiento que es el punto crucial en la Lógica aristotélica, y además era harto frecuente incurrir en falacias debido a la utilización de implicaciones lógicas inductivas.

A continuación se transcriben dos razonamientos completos de acuerdo a la Lógica griega, pero cuyos planteos aparecen en todas las culturas humanas y remiten a la génesis de toda religión.

RAZONAMIENTO: Sobre los procesos de la Naturaleza:

Primer paso: Se formula la implicación lógica válida: SI [Los procesos que ocurren en la Naturaleza se producen exclusivamente por azar] ENTONCES [NO existe voluntad que promueve los procesos que ocurren en la Naturaleza].

Segundo paso: Se obtienen las dos proposiciones según los dos modos válidos de inferencia:

a)   La proposición correspondiente al “modus ponens” es la afirmación como verdad de la premisa consecuente: {Es verdad que [[NO existe voluntad que promueve los procesos que ocurren en la Naturaleza]}.

b)   La proposición que corresponde al “modus tollens” es la negación de la premisa antecedente: {NO es verdad que [Los procesos que ocurren en la Naturaleza se producen exclusivamente por azar]}

Tercer paso: Se sigue lo establecido en los dos preceptos del tercer paso, y así resulta:

a)   Siguiendo el primer precepto del tercer paso: Al NO haberse demostrado previamente FALSA la afirmación de la premisa consecuente {Es verdad que [NO existe voluntad que promueve los procesos que ocurren en la Naturaleza]}, resulta que en esta instancia NO puede determinarse que la premisa antecedente [Los procesos que ocurren en la Naturaleza se producen exclusivamente por azar] sea FALSA.

b)   De acuerdo al segundo precepto del tercer paso: Al NO ser un ABSURDO la negación de la premisa consecuente {NO es verdad que [NO existe voluntad que promueve los procesos que ocurren en la Naturaleza]}, entonces queda determinado en forma infalible que la proposición: {NO es verdad que [Los procesos que ocurren en la Naturaleza se producen exclusivamente por azar]} resulta ser INDEFECTIBLEMENTE VERDADERA.

Conclusión del razonamiento: Es indefectiblemente verdad que [Los procesos que ocurren en la Naturaleza NO se producen exclusivamente por azar]

RAZONAMIENTO: Sobre los procesos de la Naturaleza (bis):

Primer paso: Se formula la implicación lógica válida: SI [NO existe voluntad que promueve los procesos que ocurren en la Naturaleza] ENTONCES [Los procesos que ocurren en la Naturaleza se producen exclusivamente por azar].

Observación: Ver que las premisas de la implicación lógica de este razonamiento son idénticas a las del anterior, y sólo se ha invertido su posición, pasando la premisa consecuente del razonamiento anterior a ser antecedente en este razonamiento y viceversa. Cuando dos premisas se implican mutuamente se dice que son equivalentes y ambas implicaciones lógicas son válidas.

Segundo paso: Se obtienen las dos proposiciones según los dos modos válidos de inferencia:

a)   La proposición correspondiente al “modus ponens” es la afirmación como verdad de la premisa consecuente: {Es verdad que [Los procesos que ocurren en la Naturaleza se producen exclusivamente por azar]}.

b)   La proposición que corresponde al “modus tollens” es la negación de la premisa antecedente: {NO es verdad que [NO existe voluntad que promueve los procesos que ocurren en la Naturaleza]}

Tercer paso: Se sigue lo establecido en los dos preceptos del tercer paso, y así resulta:

a)  Siguiendo el primer precepto del tercer paso: Al haberse demostrado previamente FALSA la afirmación de la premisa consecuente {Es verdad que [Los procesos que ocurren en la Naturaleza se producen exclusivamente por azar]}, resulta que en esta instancia queda determinado que la premisa antecedente [NO existe voluntad que promueve los procesos que ocurren en la Naturaleza] es FALSA.

Conclusión del razonamiento: Es indefectiblemente verdad que [Existe voluntad que promueve los procesos que ocurren en la Naturaleza]

Conjunto de conocimientos verdaderos de las ciencias naturales (ó Cibernética): A continuación se transcriben las proposiciones que resultaron ser indefectiblemente verdaderas por  los razonamientos hasta aquí apuntados, y que de acuerdo con el método establecido corresponde incorporarlas al conjunto de conocimientos verdaderos de las ciencias naturales:

1.   Es verdad que [Los procesos que ocurren en la Naturaleza NO se producen exclusivamente por azar].

2.   Es verdad que [Existe voluntad que promueve los procesos que ocurren en la Naturaleza].

La causa inmediata de los procesos naturales: La existencia de “voluntad” promotora de los procesos que ocurren en la Naturaleza es un conocimiento correspondiente al tercer nivel (donde se ubican las causas inmediatas de los procesos en estudio) el cual fue archiconocido en las culturas de todos los tiempos, aunque la diversidad  y complejidad de los portentosos procesos naturales observados, en algunos casos llevó al hombre a suponer, en forma equivocada, que existían voluntades diversas de entes poderosos o dioses, cada uno de los cuales se ocupaba de un tipo de proceso en particular: como el de la lluvia, el viento, los truenos, los rayos, las tormentas, el sol, la luna, las constelaciones de estrellas, el día, la noche, los bosques, los animales, los árboles, los mares, la tierra, las cosechas, los ríos, etc. Claro que también en otras culturas (como por ejemplo la de algunas tribus de indios norteamericanos) este conocimiento se refería a la existencia de la voluntad de un único Gran Espíritu.

Lo cierto es que; como se ha demostrado, la causa inmediata del orden estructural y funcional del Universo material y los procesos naturales es la voluntad del único DIOS que existe.

Las causas mediatas de los procesos naturales: Es a través de la ciencia Cibernética que puede obtenerse el conocimiento de las causas mediatas de los procesos naturales (segundo nivel de los conocimientos), pues la Cibernética es la ciencia que estudia la "comunicación" y el "control" en los "sistemas", y su campo de estudio se extiende a todo sistema material (el Universo en su totalidad o en parte) y comprende todos los procesos que pudiesen experimentar los sistemas materiales, y ya en la definición de ciencia Cibernética se identifica a la comunicación como la causa de los procesos que ocurren en los sistemas materiales que es su objeto de estudio.

Entonces resulta claro que la causa mediata más próxima del orden estructural y funcional del Universo material y todos los procesos naturales es la comunicación: suceso que es común a todos los procesos del Universo y con el que todos los sistemas materiales están involucrados. 

LA LÓGICA Y LA HISTORIA: La Historia es la ciencia que registra los sucesos y circunstancias de ocurrencia verdadera y los estudia junto con los procesos en que ocurren, los actores que intervienen y sus causas. Y como en toda ciencia, es de aplicación que los sucesos de ocurrencia verdadera sean incorporados al conjunto de conocimientos verdaderos del primer nivel (inferior), y luego, siguiendo el método deductivo ya explicado, las proposiciones verdaderas que se obtengan sean incorporadas al conjunto de conocimientos verdaderos en el nivel correspondiente. También se sabe que el sentido o causa inmediata de los procesos históricos es una puja de voluntades confrontadas: de un lado la voluntad de la unión del hombre con DIOS, y del otro: la voluntad en contrario por impedir esa unión. Claro que si por el acceso a los conocimientos verdaderos, despierta en los seres humanos la voluntad de su inexorable unión con DIOS, entonces se producen efectos descomunales en el devenir de la Historia, porque la voluntad del ser humano es condición sine qua non de su unión con DIOS, y si esa voluntad imbuye espíritu, mente y cuerpo, entonces el hombre alcanza la fe que mueve a producir acciones poderosísimas consistentes con esa voluntad. Incluso esa voluntad moviliza a los guías religiosos y ministros de las iglesias a dar cabal cumplimiento de su misión cual es la unión con DIOS y que es precisamente la finalidad de toda religión, pues la palabra “religión” proviene del latín y significa “religar”(volver a ligar o unir).

El sentido o causa inmediata de procesos históricos relevantes: A continuación se describen en forma sumaria algunos procesos históricos relevantes para la Humanidad, y se pone en evidencia el sentido o causa inmediata y también alguna causa mediata correspondiente al caso.

China, siglo VI (a. de J.C.): Confucio, por entonces un adolescente, abandona su acomodado y rico hogar y dedica su vida a predicar la filosofía en el vasto imperio. Los principios enseñados por Confucio fueron incorporados a la legislación china y aún están vigentes.

El sentido o causa inmediata de este proceso histórico es la voluntad de unión con DIOS.

La causa mediata más aproximada sería la voluntad de supervivencia del pueblo chino amenazado por la eventual desorganización social o la anarquía. 

India, siglo VI (a. de J.C.): Buda, por entonces un joven príncipe, abandona los honores y riquezas propios de su rango y se lanza a buscar la vía que lo lleve a la felicidad y la paz interior (el Nirvana). Es por la iluminación que recibe durante una meditación que Buda encuentra el camino buscado consistente en amar a los demás y renunciar a todo deseo proveniente de la vanidad, el egoísmo y los apetitos materiales, y a partir de entonces dedica su vida a enseñar a los demás el camino encontrado. Las enseñanzas de Buda prendieron en India y en otras naciones orientales y constituyen una religión aún vigente.

El sentido o causa inmediata de este proceso histórico es la voluntad de unión con DIOS.

La causa mediata más aproximada sería la voluntad humana por encontrar la felicidad. 

Atenas, siglo V (a. de J.C.): Pericles gobierna Atenas entre el 460 y 432 (a. de J.C.) y ya lejos de suelo griego la guerra contra los persas, consagra esfuerzos y recursos a recrear el bien común, auspiciando el embellecimiento de la ciudad y la evolución espiritual y material de sus ciudadanos a través del impulso de las ciencias y las artes. Así nacen: la democracia como el modelo de organización social más evolucionado que se conozca, y  la ciencia Lógica: el mayor logro del intelecto humano y verdadera piedra de toque de la sabiduría.

El sentido o causa inmediata de este proceso histórico es la voluntad de unión con DIOS.

La causa mediata más aproximada sería el incondicional amor humano a la verdad y la belleza. 

Atenas, año 415 (a. de J.C.): Alcibíades, un general ateniense, arma una escuadra con más de un centenar de naves de guerra, y con 6.500 hombres se dirige con rumbo a Sicilia para conquistar la ciudad griega de Siracusa. A poco de iniciada la invasión, llega una nave desde Atenas con la orden de parar la guerra y llevar de vuelta preso a Alcibíades, pero éste escapa durante el viaje de regreso y se dirige a Esparta donde azuza a los espartanos para que auxilien a los siracusanos que resistían los ataques dirigidos por el segundo de él: el general Nicias. Sale entonces de Esparta una expedición con 2.000 hombres al mando de Gylippos, quien intima a Nicias a retirarse de Sicilia. Pero Nicias mantiene su posición y continúa dirigiendo los combates que una y otra vez resultan adversos a los atenienses hasta que; ya en situación desesperada, recibe refuerzos de 5.000 hombres venidos de Atenas al mando de Demóstenes. Nuevamente los atenienses intentan avanzar sobre las posiciones contrarias y nuevamente son derrotados, por lo que Demóstenes luego de evaluar la situación, propone abandonar la lucha y retornar con todos los hombres a Atenas, a lo que Nicias se opone y continúa con las operaciones militares, más otra vez la situación se vuelve desesperada para los atenienses, porque los siracusanos bloquean el puerto y encierran a la flota ateniense. Nicias arriesga la batalla decisiva y lanza su flota contra las naves que bloqueaban la salida al mar y es derrotado con fuertes pérdidas. Entonces los hombres del ejército ateniense huyen por tierra hasta que son capturados por el ejército de Gylippos quien vende como esclavos a 7.000 atenienses y manda ejecutar a Nicias y Demóstenes.                  

El sentido o causa inmediata de este proceso es la voluntad contraria a la unión del ser humano con DIOS. Y la causa mediata más aproximada sería la existencia de una conspiración urdida y ejecutada con la finalidad de detener el progreso de Atenas y Grecia, ya que así se da inicio a la inexplicable guerra civil del Peloponeso que desangraría a la nación griega.

Macedonia, año 359 (a. de J.C.): Filipo es coronado rey de Macedonia. El joven rey se había educado en Atenas junto con su amigo Aristóteles, otro joven macedonio que por entonces se destacaba como alumno aventajado en la Academia de Platón. Con la muerte de Platón en el año 347 (a. de J.C.) Aristóteles, presionado por celos y envidias de colegas atenienses, sale de Atenas y se instala en la ciudad de Assos bajo la protección del rey Hermias hasta el año 343 (a. de J.C.) en que por pedido de su amigo rey de Macedonia, se hace cargo de la educación de Alejandro: el príncipe de 13 años hijo de Filipo. Por el año 336 (a. de J.C.) Filipo, por mandato de una asamblea de los estados, es puesto al mando de la confederación griega y al frente del ejército inicia una expedición contra los persas, pero a poco de progresar en su empresa es asesinado. Queda su hijo Alejandro, quien con veinte años de edad se propone continuar la campaña iniciada por su padre. Así, Alejandro impone en toda Grecia su autoridad y en dos años vuelve a consolidar la paz, reorganiza la confederación griega, rearma su ejército y se lanza a la campaña militar y política más sorprendentemente exitosa de toda la historia conocida. Alejandro vence en todas las batallas en que interviene y en todas con desventaja numérica de hasta 10 contra 1. Así conquista el inmenso imperio persa que se extendía desde el Asia Menor, Egipto, Babilonia y Asia Central hasta la India, y también se interna vencedor en la India y sólo se detiene frente a China debido a la negativa de sus generales por continuar el avance. Alejandro también organiza en forma eficaz, en orden y en paz, la sociedad de toda nación que conquista.

Alejandro muere en Babilonia en el año 323 (a. de J.C.), tenía 33 años y las circunstancias que rodearon su muerte resultan sospechosas. Sus generales se disputan el imperio de Alejandro, el cual se divide en tres reinos y pasa a ser el de Ptolomeo en Egipto el más importante. La ciudad de Alejandría se convierte en el centro cultural y científico del mundo griego, donde se erige la famosa biblioteca que sufriría una misteriosa quemazón bajo el dominio romano por finales del siglo I (a. de J.C.) y luego su destrucción total en el año 640 a manos de los musulmanes.

El sentido o causa inmediata de la campaña de Alejandro es la voluntad de unión con DIOS.

La causa mediata más aproximada de la exitosa campaña de Alejandro es el conocimiento de todas las ciencias que le enseñó su maestro Aristóteles. (La obra de Aristóteles que comprende las ciencias Lógica, Metafísica, Cibernética, Psicología, Historia política e Historia de la Naturaleza fue depositada en la Biblioteca de Alejandría, y permaneció completa hasta la misteriosa quemazón ocurrida a fines del siglo I (a. de J.C.).

El sentido o causa inmediata del asesinato de Filipo, la sospechosa muerte de Alejandro y la quemazón de la Biblioteca de Alejandría en la que desapareció la mayor parte de la obra de Aristóteles, es la voluntad contraria a la unión con DIOS. Y la causa mediata más próxima sería el conjunto de conspiraciones urdidas y ejecutadas para evitar el acceso de los seres humanos a los conocimientos verdaderos y sus consecuencias.

Ciudad de Belén - Provincia romana de Judea. (Gobierno del emperador Augusto): Nace Jesús, hijo de DIOS y hermano del hombre. Viene a la Tierra con la misión divina de ofrecerse en sacrificio para la redención del hombre y hacer factible su unión con DIOS.

El sentido o causa inmediata de la primera venida de Jesús al Mundo, es la voluntad de unión de DIOS con los seres humanos. Y la causa mediata más próxima sería el conjunto de sucesos providenciales ocurridos previo al nacimiento de Jesús.

En algún lugar del Mundo, (Gobierno del Anticristo): Jesús vuelve a la Tierra, esta vez como Rey de reyes, y junto con multitud de fieles vence a sus enemigos e impone por mil años un Mundo como DIOS manda; con plena justicia.

El sentido o causa inmediata de la segunda venida de Jesús, para su victoria y la constitución por mil años de un Mundo justo, es la voluntad de unión de los seres humanos con DIOS. Y la causa mediata más próxima es el conjunto de sucesos previos que ocurren en la Tierra, a consecuencia del despertar en el hombre la voluntad de su unión con DIOS...