José Cruz Shilling

Centro de Formación Ideológica, Tinaquillo, edo. Cojedes

Comando Popular Cerro Las Tetas de Tinaquillo

cruzshilling@yahoo.es

El reformismo, un nuevo pacto de Punto fijo, una verdadera revolución

1 de febrero de 2009

El caso del Hospital de Tinaquillo nos permite revelar la nueva sociedad de cómplices que se está gestando dentro del llamado proyecto revolucionario bolivariano. Comenzaremos por señalar lo que observamos como síntomas inequívocos de más de lo mismo. En Cojedes todos pueden presumir que hay una mafia política, la cual controla el poder mediático en la región, el poder judicial, y el poder policial, evidentemente con ramificaciones con el poder político nacional. No descubrimos el agua tibia, pero pensábamos que la negra Antonia y Morejón, vocales padrinos de los gobernantes de Cojedes y vinculados directamente con Chávez, actuarían oficiosamente, en función de los intereses nacionales. Tales son los intereses del pueblo, todos los que reciben estas denuncias son cómplices por omisión, si no actúan en función de esclarecer lo acontecido. Antes no se hacia nada porque exigían pruebas, y/o documentos. La realidad nos revela que ese cuento de las pruebas eran excusas o argumentos para agotar a los denunciantes, hasta cansarnos y prácticamente obligarnos a dejar los casos. Los que leen estos comentarios son sin duda cómplices por omisión de los delitos señalados, de las irregularidades, del freno, y ocultamiento de las manifestaciones y acciones del poder popular.

He llegado a la conclusión de que no hay voluntad política para realizar una revolución real, todos ustedes son parte o miembros de la nueva sociedad de cómplices, los cuales se esconden detrás de la capucha roja, para usufructo del poder popular, es elemental. Reconózcanlo, hoy tienen todos ustedes su 4 x 4, y sus gastos (“cubridos”). De que nos sirve tener a Chávez hasta el año 5000 si no hay voluntad en darle al pueblo un real poder. Eso es evidente en el caso del Hospital Juaquina de Rotondaro. Lo demuestra el pueblo ejerciendo su soberanía, trabajadores, concejos comunales, organizaciones populares, destituyeron a unos delincuentes y hasta hoy no se ve ninguna intención de ventilar el asunto. Todo lo contrario, el interés es el de ocultar las expresiones del verdadero poder popular. Lo entendemos por la parte de gobernadores y alcaldes, ya que esas manifestaciones del real poder popular pueden ser desencadenantes de una ola de expresiones nacionales y es allí donde comenzaría en realidad la revolución.

En Tinaquillo y en Cojedes el SÍ barrerá sin duda ninguna. El pobre pueblo, y el pueblo pobre, están resteados con Chávez. Evidentemente no mantendremos a Chávez una eternidad, si no lo vemos arreciar la lucha, contra la corrupción y si no lo vemos que con celeridad le termina de dar un real poder al pueblo.

Esta enmienda en realidad no es para favorecer a Chávez, se trata de un dando y dando.

Comando Popular Cerro Las Tetas de Tinaquillo

PATRIA SOCIALISMO O MUERTE, VENCEREMOS