José Cruz Shilling

Centro de Formación Ideológica, Tinaquillo, edo. Cojedes

Comando Popular Cerro Las Tetas de Tinaquillo

cruzshilling@yahoo.es

El Chingo del PSUV o el "Sin Nariz" de Cojedes

agosto de 2008

Evidentemente el estado Cojedes no tiene suerte con estos gobernantes que le asignan las cúpulas del entorno de Chávez. Llevamos 9 años de retardo de o para ejecutar el proyecto revolucionario bolivariano en el estado. Antes fueron las cúpulas del MVR las que obstaculizaron y dispersaron o dividieron al pueblo chavista, con las arbitrariedades de las dirigencias municipales, regionales y municipales. Hoy las mismas gentes del MVR son quienes coordinan o dirigen el PSUV. Qué hacer o cómo hacer para extirpar este flagelo que nos traba el avance como pueblo revolucionario y con suficiente claridad, para enrumbarnos hacia o por la ruta marcada por el líder Chávez. Evidentemente que sólo en la crítica encontramos nuestra más sólida aliada. Y afortunadamente existen los medios de comunicación y organizaciones revolucionarias vinculadas a estos medios, los cuales hacen posible o viable que dichas denuncias tengan recepción. El caso de Cojedes es un botón de muestra de los efectos que ha producido esas cúpulas del entorno de Chávez. Esto significa que el amiguismo, el compadrazgo, el ‘cuanto hay pá eso’ continúa vigente, de no ser cierto estas acusaciones contra esa dirigencia nacional política de una supuesta revolución, les exijo que den respuestas, o por lo menos argumentaciones del porqué. No han permitido se enjuicie a un delincuente con una gabarra de acusaciones en los tribunales de justicia. Tal es el caso del actual alcalde de Tinaquillo.

También se debe abrir un debate con relación a candidatos o aspirantes por el PSUV a la alcaldía de Tinaquillo, y a la gobernación del estado Cojedes, estos sujetos impuestos por las cúpulas del entorno de Chávez como voceros o aspirantes tanto a la gobernación de Cojedes, como a la alcaldía de Tinaquillo no son revolucionarios o chapistas. Es elemental si en nueve años de revolución chavista no se les ha visto ni se les conoce ninguna actuación nacional, regional, o municipal, dentro de la revolución, o cerca o con las bases de la revolución. La deducción es elemental y lógica. Son infiltrados. También es elemental deducir que los padrinos de estos sujetos, los cuales ejercen su influencia con Chávez, también son infiltrados. Chávez debe saber y decir quien o quienes le recomendaron dos escuálidos para que fueran voceros de la revolución en Cojedes. Las bases revolucionarias no sienten emoción ni pasión en participar con estos candidatos. Se trata de ir a una confrontación y los guías son del bando contrario. De allí el título de este comentario: puede que  agarre el chingo de la oposición, producto del malestar de las bases de la revolución, malestar ocasionado por las cúpulas del entorno de Chávez, por las arbitrariedades, ineficiencias, incapacidad y falta de voluntad para servir al ciudadano. De ñapa, con unos candidatos déspotas, impopulares, neoliberales. Todavía hay suficiente tiempo para las revisiones, rectificaciones y reimpulso en el caso Cojedes.     

PATRIA SOCIALISMO O MUERTE, VENCEREMOS