José Cruz Shilling

Círculo Bolivariano Plaza Bolívar, Tinaquillo, edo. Cojedes

cruzshilling@yahoo.es

Acosta Carlez y Zapatero

2 de abril de 2005

El día 28 de marzo se produjeron dos noticias importantísimas para la República Bolivariana de Venezuela, llegaba al país, el Presidente de España, Rodríguez Zapatero, el cual vino al país a participar en lo que se ha denominado la Cumbre de Guayana, en el cual participan el Presidente de Brasil, Lula Da Silva, el Presidente de Colombia, Álvaro Uribe y lógicamente el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez. Los cuales se comprometieron a realizar proyectos en conjunto, tales como Red Fluviales de navegación entre los países Venezuela, Colombia, con salida al pacífico, proyectos gasíferos y en lo inmediato reparación de tanqueros en puertos españoles. La República Bolivariana de Venezuela compró al gobierno español fragatas y aviones para el uso social y la vigilancia de nuestras costas para fortalecer el respaldo a la lucha internacional, que promueven los Estados Unidos, tal es el narcotráfico.

Esta presencia de Zapatero en el país lógicamente acaparó la atención de la prensa a tal extremo que el mismo día de la llegada de Zapatero a nuestro país, el General Acosta Carlez, Gobernador de Carabobo, producía una resolución quizás de las más importantes hasta ahora realizadas por la revolución, se trata de un mandato Constitucional establecido y señalado en el Capítulo I del Régimen Socioeconómico de la Función del Estado en la Economía, Artículo 302 de nuestra Carta Magna el cual señala que el Estado se reserva mediante Ley Orgánica Respectiva y por razones de conveniencia nacional la actividad petrolera y otras industrias, explotaciones, servicios y bienes de interés público y de carácter estratégico. ¿Quién discute que las areneras no son bienes públicos y de carácter estratégico? Sin ser expertos podemos señalar un argumento irrefutable en ese sentido, todos sabemos que la vivienda es hoy por hoy, una de las carencias o deuda social acumulada por la ineptitud o falta de voluntad de los gobiernos puntofijistas. Todos sabemos que la arena es uno de los materiales que más se utilizan en la construcción y está en manos de la empresa privada o estaba hasta que el Gobernador Revolucionario Acosta Carlez revocó las concesiones a las empresas explotadoras de arena la cual se vendía entre 130 mil y 180 mil el camión.

Evidentemente al pasar esta explotación de arenera a manos del dueño según la Constitución del país, la revolución el pueblo lógico es que el precio de costo final de la construcción sea menor producto de que el precio de venta de la arena debe ser por lo menos 50% menos del cobrado por las empresas privadas. La presencia de Zapatero opacó la Acción Revolucionaria de Acosta Carlez pero para el pueblo en lo inmediato es más significativa la resolución del Gobernador Revolucionario Acosta Carlez que los convenios de los 4 gobernantes reunidos en Guayana primero porque esa integración y proyectos pasan porque Colombia logre establecer un clima de paz el cual permita que se construyan obras sin que sufran algún retraso, producto de la violencia de dos ejércitos en pugna permanente tales son el gobierno de Uribe y las Guerrillas.

28 de marzo es entonces fecha significativa por la cumbre de Guayana con Uribe, Lula, Zapatero y Chávez y la acción revolucionaria más significativa hasta la fecha tal es la ejecución o puesta en práctica de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, Artículo 302 por un verdadero revolucionario Luis Felipe Acosta Carlez.