José Cruz Shilling

Ciudadano común, Tinaquillo, edo. Cojedes

cruzshilling@yahoo.es

Respuesta de la sociedad civil a Bush

6 de junio de 2005

La entrevista de María Corina Machado, representante de SUMATE con George Bush revela indiscutiblemente los vínculos de la Organización SUMATE con la C.I.A o George Bush, jefe máximo de todos los servicios de seguridad y defensa de los Estados Unidos.  Afirmó la señora Machado que la entrevista giró en torno al importantísimo rol que venía realizando SUMATE en la República Bolivariana de Venezuela, en “defensa de la democracia” por cualquier vía o utilizando cualquier metodología (el fin justifica los medios).

Ejemplo la participación de SUMATE en “defensa”  de la democracia en el Golpe del 2002 y la firma de la señora Machado respaldando el Decreto Carmona disolviendo el Estado de Derecho.  Según la señora Machado, Bush está interesado en saber las perspectivas de la Sociedad Civil en relación a la democracia de la región y particularmente en Venezuela.  Nosotros también colaboramos para informarle al señor Bush en relación a las perspectivas de nuestra democracia.

Primero debemos notificarle al señor Bush que la primera fase de nuestra democracia se cumple en el 2021, donde sin duda, habrá logros que mostrar al mundo ya que existen y están en ejecución proyectos educativos, económicos, sociales, culturales, de salud, de creación de empleo, de vivienda, en fin, la búsqueda del bien común o general, norte del Proyecto Revolucionario Bolivariano. 

La sociedad civil patriótica,  dentro de sus perspectivas en desarrollo,  está  la de fomentar la ideología, el nacionalismo y para ello contamos con una de las Constituciones  Democráticas Humanísticas del planeta; otras perspectivas, más bien iniciativas de la Sociedad Civil Patriótica, es la de exigirle al ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez Frías, que no acepte más intromisiones de gobierno alguno en las cuestiones donde esté incursa e involucrada y comprometida nuestra soberanía; de ser necesario romper no solo las relaciones diplomáticas con el agresor, sino también relaciones de toda índole ya que la soberanía y autodeterminación de los pueblos es un deber y un derecho democrático consagrado en nuestra Constitución y por ser un país democrático  esta sociedad civil patriótica está en la obligación de dar hasta su vida si lo requiere cualquier situación donde se amenace la patria.  Amén.