Ricardo Villarroel López

ricardovillarroel@gmail.com

Una devaluación a tiempo. Aclaratoria necesaria

marzo de 2005

La Política económica internacional de nuestro país esta encaminada a fortalecer y preparar en mi opinión a Venezuela para una integración económica con nuestros vecinos y lograr un incremento de la producción real, muestra de esto es el comportamiento de las tasas de interés, el incremento de la inversión extranjera diversificada, el financiamiento interno a la inversión, el acceso al crédito y la conformación de socios comerciales internacionales pares a nuestros intereses de soberanía e integración real. Sobre la devaluación creo que sólo verla por el lado del ingreso interno es un

 error, el equilibrio del mercado cambiario es necesario, el valor de la divisa no la determinan únicamente los ingresos externos a favor como está demostrado sino también mantener un incentivo a las exportaciones e impulso a la producción interna de productos alternativos al petróleo no solo aumento el ingreso petrolero en Bs. sino el ingreso de los productores y en vista de una integración latinoamericana hay que sincerar un mercado que a estado detenido con un control cambiario y provocar un aumento de la inversión para la producción. Antes del control cambiario que vino para detener la fuga de capitales en el golpe económico que fuimos objeto en el país existía un sistema de bandas una inferior y otra superior, acercar el Bs. a su valor real es solo equilibrar un mercado y evitar las fluctuaciones de este que afectan la economía real y productiva.  

La devaluación planificada y esperada es diferente a la pérdida no esperada de valor de la moneda en relación a una cesta internacional de productos que podríamos comprar con un Bs. aquí está la diferencia en esta política adicionalmente nadie ve ahora el freno que tuvo la pérdida de valor de la moneda en meses anteriores y sólo lo ven en términos nominales de 270 Bs. y no en términos absolutos y reales en momentos de la menor inflación histórica en 17 años y un aumento salarial ya planificado, donde el impacto peor de mandar todos esos Bs. a la economía sería la inflación y la pérdida de valor real del salario que en estos momentos equilibraríamos el mercado cambiario y la balanza de pagos (exportaciones vs importaciones) con el menor impacto posible.  

Debemos prepararnos para la integración real en una posible comunidad económica Latinoamericana el primer paso es equilibrar nuestra balanza comercial e incentivar la producción real, así podríamos beneficiarnos mas de dichos intercambios comerciales y no solo el petróleo, esta preparación económica parte de ver el salario mínimo no solo en términos nominales sino como salario integral sumando los beneficios sociales de nuestro gobierno en las misiones que protegen el salario tanto en educación, salud y alimentación.

Yo no lo veo únicamente en un análisis frió economicista de mercados. Existe un contexto social que nos permite utilizar el mercado de divisas a nuestra política de integración económica. No toda devaluación es mala si existe este colchón social en una sociedad, y agrego que como dice nuestro presidente, existen problemas nacionales que su única solución está atada al contexto internacional, esto explica porque nosotros debemos creer en una alternativa de financiamiento local a las economías de nuestros países latinoamericanos y creer en los nuevos modelos político económicos que surgen en estas nuevas democracias.

No podemos pensar en la política internacional antigua sin compromiso real, esta es la teoría del anclaje. Venezuela no será una potencia social y económica si sus vecinos están mal, no podremos crecer con un verdadero desarrollo y bienestar social si nuestros vecinos no lo tienen, esta visión no sólo política justificaría no sólo la compra de os bonos de la deuda de Argentina sino la frase que el presidente dijo en Uruguay, el Petróleo de Venezuela no es solo de Venezuela sino del pueblo Latinoamericano.  

Con respecto a porque el Dólar sigue siendo nuestra moneda indicativa (lo que se llama moneda enésima) se debe a tratados internacionales, el euro tienen como moneda enésima el Dólar sería lo mismo, la alternativa sería tener toda moneda respaldada en oro como era antes del tratado de Bretton Woods, esto transferiría el valor de la explotación de oro y minas a el valor de las monedas y condiciones del suelo no era fiable, hoy en día tampoco que el Dólar sea nuestra moneda enésima nos transfiere automáticamente la inflación y desequilibrios de la economía Norteamericana a nosotros, lo mismo pasaría si fuese el Euro, esta es una discusión de años. Lo mismo pasa con la llamada caja de conversión que sería igualar el Bs. al Dólar 1 a 1 esto no funciona en economías que tienen lo que se llama externalidades positivas y negativas, ejemplo: si hay una guerra y aumenta el petróleo esa externalidad aunque es positiva genera fluctuaciones en nuestra economía y el valor del Bs. que atacarían las importaciones y exportaciones del país, lo peor de una economía son los desequilibrios nuestra economía mientras este atada a esta externalidad sería incontrolable sus desequilibrios y las devaluaciones serían mucho mas fuertes porque generaría expectativas en los inversionistas que, siempre sería así entre otras consecuencias. Sería algo nominal en vez de real solo se comportaría como algo ilusorio si no diversificamos la economía.

En Resumen, por lo que dije anteriormente es un mito que toda devaluación es mala, he leído muchos comentarios sin un fundamento real, que el barril este a 50$ ese es el precio internacional no nuestro ingreso es otro precio y menor, que exista una devaluación del 12% no aumenta la inflación o disminuye el valor real del salario en la misma proporción y menos cuando es planificada y esperada.

La Política económica internacional de nuestro país esta encaminada a fortalecer y preparar en mi opinión a Venezuela para una integración económica con nuestros vecinos y lograr un incremento de la producción real, muestra de esto es el comportamiento de las tasas de interés, el incremento de la inversión extranjera diversificada, el financiamiento interno a la inversión, el acceso al crédito y la conformación de socios comerciales internacionales pares a nuestros intereses de soberanía e integración real.

Una devaluación a tiempo evita medidas de emergencia extremas y controlan el comportamiento subjetivo de la inversión extranjera la cual es muy manejada por los medios internacionales y ataques a nuestro gobierno como hemos sufrido últimamente, esta variable muchos la creen subjetiva pero es una variable que afecta la demanda agregada o mejor dicho a la larga los niveles de Producto Interno Bruto de un país.