José Cruz Shilling

Centro de Formación Ideológica, Tinaquillo, edo. Cojedes

cruzshilling@yahoo.es

Dirigentes políticos venden 4 x 4 para ir al socialismo

19 de enero de 2007

Producto del ritmo revolucionario el cual lleva un paso de locomotora, impulsado por el líder Hugo Chávez, y con un pueblo presto a rellenar espacios de liderazgo políticos abandonados o inexistentes, un numeroso grupo de altos dirigentes de los más connotados partidos afectos al proyecto revolucionario bolivariano.

Tras sesudos debates, rápidamente y sin pensarlo dos veces nos adherimos a la verdadera revolución, que se inicia con la conformación del partido único, revolucionario y socialista. El cual tiene como objetivo principal darle al pueblo la mayor suma de felicidad, en ese mismo orden de ideas, decidimos por razones obvias, deslastrarnos de nuestra tradicional forma de hacer política, una tradición cultural de 40 años, en realidad no es nuestra culpa se trata de que era la única escuela  política conocida.

Hoy que Chávez con su predica nos da ejemplos, de cual es la metodología de socialismo del siglo 21, y como verdaderos revolucionarios nos ponemos en servicio del verdadero dueño del poder el pueblo, en ese mismo orden de ideas damos en venta pura y simple varias camionetas 4 x 4, las cuales, como le consta a los vecinos donde hicimos y haremos vida política, las adquirimos en estos 8 años de fructífera y personal acción política partidista. También ponemos en venta varios apartamentos de lujo y otras menudencias tales como, centenares de miles de cabezas de ganado y unas buruzas contentivas en centenas de haciendas, y pendejeras tales son acciones en  las bolsas. O gracias a ellos.

Atención lectores, última hora. Se acaba de producir otro pronunciamiento, de un numeroso grupo de dirigentes ex­afectos al proyecto revolucionario, los cuales dicen lo siguiente:

nos estamos reuniendo para evaluar la adhesión al partido único, y unido de la revolución, consideramos que se trata de un apresuramiento del líder, si usted le pregunta a toda la dirigencia política afecta, a la revolución las encuestas dirán que todos estamos satisfechos y conformes con lo obtenidos hasta hoy.

El pueblo pobre no sabe ni siquiera manejar una 4 x 4, menos podrá hacer que las vacas paran en breve tiempo. Cómo progresa un pueblo sin esos conocimientos mínimos del quehacer político. Reconocemos que fuimos furibundos, y verborreicos defensores de la igualdad, la cual sigue siendo nuestra bandera. Lo único que varía es un pequeñísimo detalle, se trata del progreso económico súbito, logrando en nuestro “trajinar” dentro de la revolución, lógicamente ya no pertenecemos a esa clase social de patas en el suelo, y estamos en clara y abierta disposición por optar por buscar una tercera vía, la vía de escape, producto de esa propuesta de austeridad, moralidad y ética promovida, y practicada por nuestro ex líder Hugo Chávez. De repente nos convencimos que ser rico malo no es, recordamos los callos en los pies y los errados slogan de “con hambre y sin empleo con Chávez me resteo”. Lógicamente rechazamos esas políticas que se quieren incrementar como es el caso de sacar del aire, dar de baja, o dar de alta a RCTV. Si bien es cierto que estuvieron en protagónica acción golpista el 11 de abril del 2002 y en todas las conspiraciones contra la revolución, y a pesar de que el contrato de arrendamiento se les venció, debemos señalar que RCTV le abrió los sentidos a la juventud de varias épocas. Por lo menos el venezolano bobalicón aquel que tenía buenos modales se dejó de esas bolserías, y hoy tenemos jóvenes que están en algo.

Gracias a RCTV tenemos conocimientos de lo que significa depravación, prostitucion homosexualidad, lesbianismo, drogadicción, adjetivos calificativos tabúes en una sociedad sana o de sanas costumbres pero pacatas. En cuanto a la CANTV, también tenemos nuestras reservas ya que tenemos varios celulares de mas de 2 millones cada uno y esa telefonía en mano del estado nos pondrá a llamar con señales de humo, por aquello del desarrollo endógeno e indo-americano. La electricidad: igual volveríamos a las fábricas de velas que fundó el maestro Rodríguez en Ecuador.

En fin, son miles las causas para no seguir en ese tren de la revolución. Lo más importante es que ya no somos revolucionarios. Dejamos de serlo, al adquirir mejoras sustanciales económicas. Ya nuestra igualdad es con la oligarquía, a la cual seguramente nos sumaremos luego de tener un diálogo de altos kilates ideológicos, atrévete y ni un paso atrás, y Chávez vete ya.