César Barrantes

cbarran@reacciun.ve

Sobre el posible nacionalismo del gobierno de Chávez. Entrevista de Rodrigo Craveiro

Brazilian Journalist, CORREIO BRAZILIENSE
Brasília-DF/BRAZI , *Phone: 00 55 61 32141100 (ext.:
1195 or 1197)

19 de octubre de 2005

Rodrigo Craveiro: Hola, Dr. César A. Barrantes. Yo soy un periodista de Brasil y trabajo para el Correio Braziliense, el más importante diario de la capital brasileña . Estoy haciendo un reportaje especial acerca de unas declaraciones del presidente Chávez, en que él llamo Bush de "asesino, genocida y loco". Yo gustaría mucho que usted respondiese a las preguntas abajo:

 

1- Thomas Shannon, secretario-asistente de Estado para las Americanas, dijo que Chávez depende del confronto (duelo) para alimentar pasiones nacionalistas entre los pobres. Lo que usted piensa acerca de eso?

 

César Barrantes: En caso de que Chávez alimente algún nacionalismo, éste no es el mismo ni similar al que a mediados del siglo pasado alimentaron algunos países con tono militarista, por cierto alimentado por los mismos Estados Unidos de Norteamérica.

 

Yo no veo ningún nacionalismo a ultranza en América Latina, al menos hoy a inicios del siglo veintiuno. Lo que pasa es que si miramos a América Latina desde la posición del discurso dominante-hegemónico del actual gobierno norteamericano, interesado en la visión estratégica del globalismo a ultranza, todo intento de singularidad, especificidad, autonomía, soberanía, etc., de cualquier país o grupos de éstos (vgr., la mayoría de los países suramericanos) es visto y descalificado de nacionalismo en su sentido más estrecho y negativo. Asimismo es descalificado de populismo como si el nacionalismo y el populismo fueran malos per se (es como afirmar que la democracia es buena per se cuando todos sabemos que es el sistema menos imperfecto que hemos inventado estos seres hablantes que somos los humanos, ese animal desnaturalizado en tanto civilizado). Creo que tales conceptos y otros han sido devaluados y requieren ser resemantizados. Pero de allí a que la democracia participativa y protagónica de amplia base social (popular) sea descalificada por los voceros del régimen de Bush, sólo sugiere la pregunta del ¿por qué? Porque los Estados Unidos de Norteamérica le tienen pavor a perder su capacidad de imposición a lo que siempre ha considerado su patio trasero: a América Latina. Pero los pueblos de América Latina ya han tenido que levantarse de sus propias cenizas luego del incendio neoliberal, y tratar de alzar el vuelo –su propio vuelo, con sus propias alas y con sus propias fuerzas- en pos de su propio futuro, un futuro libre de imposiciones y chantajes, vengan de donde vengan. Si rescatar y reconstruir nuestras propias identidades, soberanías es nacionalismo y populismo, bienvenidos estos conceptos pues por ellos pasan las posibilidades reales de construir con nuestras propias manos el futuro que nos merecemos.

 

Rodrigo Craveiro: 2- Usted piensa que Chávez tiene hoy un base de apoyo sustentable y fuerte hoy? El prestigio del presidente es algo legítimo o piensas que el "compra" el apoyo popular con su nacionalismo?

 

César Barrantes: No sólo tiene una base popular sustentable sino que además la ha incrementado, fortalecido y diversificado (hoy hay más sectores de clase media y alta que lo apoyan que antes no lo apoyaban). En el caso venezolano no se trata de una compra pues habría que pensar en que alguien por otro lado se vende. Y aquí no hay compra ni venta mucho menos de soberanía, identidades ni protagonismos democráticos y participativos. El pueblo se está organizando cada vez más en agrupaciones capacitadas para ejercer la contraloría social en todos los niveles de la sociedad, del sistema político, del mercado y del estado ¿Por qué está pasando esto? En primer lugar porque así lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, pero fundamentalmente porque en menos de dos años se alfabetizaron a más de un millón y medio de analfabetas con lo cual República Bolivariana de Venezuela fue declarado TERRITORIO LIBRE DEL ANALFABETISMO ¿qué país ostenta este título? Si el pueblo está educado y tiene acceso a la educación desde el maternal hasta la universidad de manera gratuita y todos los dispositivos del estado se están estructurando en función de darle apoyo técnico y financiero a las iniciativas privadas populares como nunca se ha visto en América Latina, entonces debemos pensar que en la República Bolivariana de Venezuela algo seriamente está cambiando. Y esto no le gusta a Bush ni a las oligarquías que tradicionalmente han  sido y siguen siendo cachorras del imperio. Entonces de lo que se trata en República Bolivariana de Venezuela es de un nuevo “contrato social”, un nuevo “new deal”, un nuevo pacto social o como quiera que se le denomine, que pasa por una simple fórmula que puede resumirse así: “tú gobernante de cualquier nivel cumple lo que ofreces que por ello te hemos elegido. Nosotros estaremos vigilantes de que así sea por medio de nuestra contraloría social. Por otro lado, nosotros el pueblo organizado al amparo de la Constitución nos comprometemos a apoyarte en tus decisiones tanto como ejercer nuestros deberes y derechos ciudadanos”. Una fórmula muy sencilla pero efectiva que está siendo cada vez más interiorizada en la conciencia de los venezolanos. Si a un proceso como el nuestro, tan hermoso, enriquecedor, aleccionador y tan testimonial en el día a día quieren descalificarlo como populismo, nacionalismo y compra de conciencias pues quien lo haga comete  una gran injusticia con la inteligencia y la dignidad de los venezolanos.

 

Rodrigo Craveiro: 3- Chávez dijo que Bush es assessino, genocida y loco. Por que el presidente de Venezuela intenta incrementar las relaciones ya calientes con los americanos?

 

César Barrantes: Hasta donde mis conocimientos escasos me alcanzan, nuestro Presidente Chávez no ha dicho eso a pesar de que los voceros del régimen de Bush han insultado a Chávez desde hace varios años, lo cual la prensa nunca ha publicitado. En todo caso ¿quién duda de que Bush no sea el responsable directo de los asesinatos y genocidios y locuras como la invasión a Irak y Afganistán? Como dijo Artigas “con la verdad ni ofendo ni temo”. Lo que pasa es que nosotros los venezolanos a través de Chávez exigimos respeto, equidad en las relaciones internacionales. Es lo que hicieron los países del Mercosur, Brasil incluido en la Cumbre de Mar del Plata: decirle al señor Bush las cuatro verdades que tuvo que soportar antes de que saliera por la puerta trasera –como dice el refrán popular- con “el rabo metido entre las patas”. Ahora bien, si por “llevarse bien” con los Estados Unidos de Norteamérica significa obediencia, callarse lo que pensamos por un complaciente “respeto” a quien se considera superior y amo de las decisiones, entonces sí que estaríamos pésimamente mal en América Latina. Pero creo que algo ha comenzado a cambiar en las conciencias de nuestros países. Las enseñanzas de los golpes y caídas de las últimas décadas parece que amplias mayorías las han aprendido y los pueblos creo que gracias a ello han construido o están construyendo una nueva dignidad basada, me parece, en una ética del deseo: el deseo de querer ser mejores humanos a partir de lo que somos actualmente y, especialmente, a partir de lo que nos obligaron a ser de manera indigna. Puesta la pregunta en su justo punto, puedo afirmar que el pueblo de los Estados Unidos de Norteamérica es pro-pueblo venezolano y el pueblo venezolano es pro-pueblo norteamericano, más allá o más acá de que se calienten o enfríen las relaciones con el inquilino de la Casa Blanca. La amplia recepción que tuvo Chávez cuando fue a las Naciones Unidas en las comunidades del Bronx neoyorquino fue apoteósico. Mañana sábado 19 desde temprano habrá una gran marcha que irá desde Prados del Este al Este de Caracas hasta el Palacio de Miraflores en el Oeste de la Ciudad. Ello con el afán de apoyar a Chávez y proclamar nuestra solidaria fraternidad con los pueblos mexicano y estadounidense y reivindicar nuestro derecho soberano a darnos el gobierno y construir el Estado y la Sociedad que queremos y necesitamos, le guste o no a quien le guste.

 

Rodrigo Craveiro: 4- Chávez también ya había atacado México, a quien llamó de cachorro de Bush. Como usted analiza el discurso antiamericanista del presidente de Venezuela?

 

César Barrantes: Quienes hayan visto los videos de la Cumbre de Mar del Plata habrá podido observar que desde la llegada misma de Fox, éste comenzó a dar estocadas a Chávez (luego ni Maradona se salvó de la descalificación de Fox). Esto estaba ya preparado con mister Bush. Es decir, si la agenda de la Cumbre no contemplaba la discusión del ALCA ni del ALBA, pues ¿por qué dos jefes de estado latinoamericanos tomaron la iniciativa de querer violentar la agenda e imponer la propuesta del ALCA que sólo le correspondía proponerla al mismísimo Bush? Si esto no es cachorrismo será malinchismo (la Malinche fue la princesa azteca que se “enamoró” del conquistador y por medio de esta relación se pudo someter al pueblo indígena). ¿Por qué la prensa no pone de relieve el éxito que el Mercosur y con él los pueblos latinoamericanos obtuvieron en Mar del Plata? ¿Por qué la prensa no reivindica el derecho de los pueblos de decir su propia palabra, de ejercer su soberanía? “Cosas veredes Sancho amigo”, dijo el universal don Quijote.

 

Termino diciendo que ni Chávez ni el pueblo venezolano son antinorteamericanistas en modo alguno. Creo que tenemos un sentimiento anti pero antiimperialista al que se le olvidó la máxima de Abraham Lincoln: “el gobierno del pueblo, para el pueblo y con el pueblo”. Esa es la consigna del pueblo de la República Bolivariana de Venezuela. ¿Por qué tanto odio contra nuestro país y su proyecto bolivariano si lo que queremos es ser fieles a Lincoln? That´s de question.

 

Muchas gracias