Aníbal Ortizpozo

Profesor y artista plástico

Exonerado Político chileno, reside en Venezuela desde 1976,
Fue miembro del Comité de Artistas de la Unidad Popular

ortizpozo@gmail.com

www.ortizpozo.com

Fallas de borde en la vía al socialismo

14 de abril de 2007

"La Revolución Socialista es un movimiento mancomunado de todos los pueblos oprimidos por el capitalismo"
José Carlos Mariátegui


Cuando alzamos la voz apasionados, para defender nuestros derechos y los derechos del "otro", cuando practicamos la solidaridad y nos duelen las injusticias sociales, estamos entrando sin proponérnoslo, y sin mayores consideraciones en el camino de ser socialistas. Mas, ese  camino no se hace por un voluntarismo rabioso, ni en solitario, ni menos desconociendo las trampas y normas impuestas de las sociedades capitalistas  en que hemos nacido , vivimos y  estamos dispuestos a cambiar.

Cuando decidimos hacer una revolución, no basta la toma del poder, por las armas o los votos, es necesario, es legítimo la existencia de una organización, partido o frente popular que establezca los lineamientos ideológicos para ese proceso de cambios  y sus horizontes futuros. Ese partido o frente popular, orientará la praxis (entendida esta como la conjunción de  teoría y  práctica) cotidiana en una interacción permanente para definir  el socialismo que queremos  aquí y ahora.

Conocemos a medias el socialismo que no queremos, muy poco del que queremos, pero sí intuimos, que en la construcción de ese partido socialista, sólo una participación democrática masiva de las bases que apoyan la revolución bolivariana en los debates, nos puede aproximar a la organización política socialista, que se corresponda con sociedad venezolana contemporánea.

¿Cuáles fueron los errores del llamado "Socialismo real"? Esa arraigada costumbre, aún vigente de rechazar toda crítica a priori, especialmente en el terreno político, no  ha permitido que se conozcan a fondo las críticas serias, investigaciones, y análisis que se han realizado sobre la práctica del llamado "socialismo real" en los países donde se intentó instaurarlo, -por suerte existe una extensa bibliografía- están allí, en las bibliotecas, en Internet para que las investiguemos.

Como en la "agrocultura" de mi niñez campesina, en el campo político lo primero es desbrozar la mala hierba que crece abundante en nuestras sociedades en el terreno abonado por las sabrosas subvenciones, subsidios y aportes de un Estado con abundantes recursos derivados de la renta petrolera u otras rentas.

Un mínimo de sentido común, nos indica que la unidad, adhesión y lealtad a un partido socialista, no están  garantizadas con los beneficios económicos que reciba o se le ofrezca al militante. Como
tampoco se es revolucionario o socialista por decreto. En la historia de nuestras luchas está escrito, que las acciones de los socialistas auténticamente revolucionarios, se han realizado, sin pretender
recibir nada a cambio.

La primera tarea de los revolucionarios o los que están en el camino de serlo, es ser libre. Para ello hay que luchar contra nuestros enemigos internos, el individualismo, la autoconmiseración, reconocernos tal como somos, especialmente en nuestras actuaciones en el colectivo. Superar  nuestras carencias, como la falta de educación política, incapacidad para trabajar en grupo, el ser cómodo, lo que hace delegar permanentemente nuestras responsabilidades en los demás, la ambición de poder y dinero, porque todo ello es ajeno a los movimientos libertarios y nos aleja del socialismo.

En Venezuela la construcción del Partido Socialista Unido o cualquiera sea su apellido, para la Revolución Bolivariana es una necesidad urgente y la propuesta que proviene del Jefe de Estado, está en plena discusión, además ha suscitado diversos comentarios favorables y adversos, seguramente más por la forma que se ha planteado, que por el contenido de la misma y es evidente que esa vía al socialismo tiene fallas de borde concretas que dificultan su transitar por ella. Se agrega el hecho que algunos de nuestros máximos dirigentes políticos  han llegado a la conclusión, que las mejoras y reformas que se están  haciendo son ya el Socialismo, pero… con una Constitución vigente que no es socialista, y los partidos políticos que la apoyan, menos.

Aún suenan como un eco en las ondas radioeléctricas las palabras del Presidente Chávez, hace algún tiempo cuando expresó tajante "los mayores enemigos de la revolución bolivariana, están dentro de la revolución bolivariana y hay que combatirlos a muerte, son la corrupción y el burocratismo"  y recientemente al referirse al motor Moral y Luces dijo "es hora de barrer con todo lo podrido de nuestra sociedad".

Los avances evidentes especialmente en el terreno político, no impiden reflexionar , si Venezuela era el sitio para iniciar este proceso de cambios revolucionarios y construir una sociedad más justa. Pero, en fin si no lo era, estamos aquí y es aquí donde  ha empezado este proceso de cambios esperanzadores, especialmente en las conciencias de las gentes.

Los ocho años de esfuerzos por disminuir la injusticia social, fortalecer la educación y la salud entre otros, a través de las Misiones, con una oposición real, aunque inflada especialmente por matrices de opinión falsas y negadoras de los Medios de Comunicación Masiva ,en poder de la empresa privada, activando Golpes y Guarimbas Referéndum Revocatorio para el Presidente, han resultado un campo de batalla desgastador.

Muchos son los personajes y partidos que "saltaron la talanquera", traicionaron el proceso Revolucionario Bolivariano, actuaron en  función sólo de sus intereses económicos o en el mejor de los casos en el crecimiento del partido ,naturalmente en los espacios que el Estado les permitió ejercer la cuota de poder asignada en el reparto de cargos públicos. La ausencia de controles, evaluaciones permanentes de sus gestiones e impacto social, les ha permitido salirse con la suya, esto, a pesar de los poderosos instrumentos de nuestra "democracia participativa", como son la contraloría social y el referéndum revocatorio, mandatos de la Constitución.

En el 2006, la Reelección del Presidente Chávez vuelve a poner un hito a la realidad política venezolana, nuevas metas, nuevos retos, desafíos y esperanzas. Se hace necesario corregir errores, repensar la ideología política que sustenta el proceso. Entre otros haciendo factible, sustentable los Consejos Comunales donde la participación en ellos de las bases populares de la Revolución Bolivariana, requerirá todo un aprendizaje. Por ello, volviendo a la frase desesperada del Presidente Chávez, resulta  urgente analizar, debatir, definir qué es… "todo lo podrido de nuestra sociedad venezolana que hay que barrer" Los partidos políticos de oposición y los del gobierno, la ciudadanía, no militante, toda, somos parte viva de esa sociedad venezolana.

Para barrer, la escoba fundamental tiene un motor desde el Gobierno llamado "Moral y Luces", cuya tarea lenta debe iniciarse cuanto antes, ya que se trata de costumbres y antivalores muy arraigados en nuestra sociedad venezolana y en otras sociedades, como la corrupción y el burocratismo. En Venezuela señaladas con términos folklóricos nacionales propios como: "el bozal de arepa", "el póngame donde haiga","la operación morrocoy, operación colchón", "la matraca", "saltar la talanquera", "el cuanto hay pa'eso","el diente roto" etc.

Para, combatir esta delincuencia cultural que existe, como cualquier otra, es necesario vencer el miedo  e inmediatamente denunciar su existencia.

Y en sentido contrario, oponer, rescatar y desarrollar nuestros valores venezolanos universales, solidaridad, humildad, sentido del humor, valentía, capacidad de resistencia, anfitrionía, espíritu  libertario, honestidad, etc. que sí los tenemos como un recurso natural.

De los buenos entre los mejores saldrán los cuadros políticos, la vanguardia de la clase trabajadora, del campesinado y de los pobladores de la marginalidad, designados por ellos mismos. La formación política masiva se debe hacer considerando lo grave que resulta, empoderar sin educar o cuando el pueblo trabajador agotado por la explotación del trabajo diario, no puede, ni tiene tiempo para leer ni estudiar, como nos dijo el Che "Muere diariamente ocho o más horas en que actúa como mercancía, se transforma en un ser solitario,  defiende la individualidad oprimida por el medio que lo explota", en estas circunstancias, el partido y la militancia corren el riesgo, como ha sucedido, de reducirse sólo a convocatorias para actos masivos y ejercer el voto.

Por otra parte, la crítica es y ha sido la convidada de piedra en todos nuestros intentos de transición y construcción del socialismo, aún hoy el común del pueblo, ignora por qué es exactamente que se
habla del "Socialismo del Siglo XXI", como si fuera un slogan  publicitario comercial de nuestro tiempo .Personalmente creo que, el Socialismo, es uno sólo, sus apellidos sobran, solo han servido para justificar desviaciones y aberraciones.

Muchas veces los propios revolucionarios desconocen, los errores del Socialismo del Siglo XX, llamado también socialismo real. Entonces nos preguntamos si ¿se desconocen los factores que llevaron al fracaso la construcción de sociedades socialistas ¿cómo se construye una nuevo partido socialista para Venezuela ?

¿Cuáles son los errores del Socialismo en Cuba?, no los que plantea la disidencia cubana, donde quiera que esté, sino los reconocidos por los propios revolucionarios cubanos. 

¿Qué llevó al fracaso al llamado "Socialismo Real" de la Unión  Soviética y de sus países aliados en Europa? ¿Cómo es en China? ¿Cómo fue el breve sueño de la vía chilena al Socialismo? Para respondernos es necesario terminar con los prejuicios sobre  la lectura de los análisis políticos al respecto. Hay que leer, hay que oír los relatos de las personas que han vivido estas prácticas políticas, para despejar la amenaza de caer en los mismos errores pasados. Además preguntarnos si ¿se incluyó en estos análisis críticos al Socialismo Real, los factores como, sabotajes, conspiraciones, bloqueos, injerencias de las poderosas naciones capitalistas norteamericanas y  neocoloniales europeas?.

Por ello, ha resultado impactante la denuncia del Presidente Chávez cuando afirma que los partidos que lo acompañaron estos años, fueron ineficientes, prácticamente estuvieron ausentes de las tareas revolucionarias contra la corrupción y el latifundio, entre otras. La pregunta: ¿desde cuándo se sabía ésta situación?, se supone, que una revolución mantiene una alerta permanente, mediante la información y conocimiento público de ello, y que no surja sólo como un argumento, contra los partidos, cuando se está planteando la creación de un Partido Socialista Unido.

Los partidos del llamado "Polo Democrático" que apoyan el proceso, que forman parte del Gobierno, han nacido y se han construido bajo el exitoso discurso y acción política del Presidente, los votos que han obtenido los ha obtenido mayoritariamente el Presidente Chávez, cuando el mismo ha tenido que tomar la calle, en las campañas electorales, ¿quién que haya vivido en Venezuela estos últimos ocho años, puede decir lo contrario?

Los resultados electorales significan que el Presidente tiene el apoyo político mayoritario para la creación exitosa de un partido Socialista que permita la consolidación, avance y profundización del
proceso revolucionario bolivariano.

Bajo qué estrategia se invita e insiste que estos pequeños partidos renuncien a sus programas fundacionales ideológicos ¿porqué insistir en que se disuelvan y pasen a integrar el partido socialista de la revolución bolivariana? ¿Por qué ante la duda, solicitud de tiempo para debatirlo o negarse de plano, de algunos, se les diga públicamente que se vayan, que no se les necesita. Y auque se les observa renuentes a disolverse, por sus declaraciones, se les vuelve a invitar, agregando, que después no digan que no se les advirtió, que si no se unen al partido socialista, estarán tan solos que cabrán en un pequeño automóvil rojo?

Respetamos este discurso y me parece valiente hablar de lo que se cree ,con esa firmeza y vehemencia, pero muchos nos preguntamos ¿Por qué no crear directamente el Partido Socialista Unido (no único) desde las bases ideológicas mayoritarias que sostienen la Revolución Bolivariana
y además sumar  el apoyo de los partidos que haya decidido, no disolverse, en nombre de la libertad ideológica o en nombre de cualquier cosa, no formar parte él, pero que apoyan el proceso
Revolucionario y su Constitución?

¿Quién garantiza que los que se disolvieron y renunciaron a sus partidos, no lo hacen por mantener el poder y sus privilegios económicos de sus cargos gubernamentales? Y quién asegura que los que se queden fuera de este partido, no estarán tan solos como para caber en un pequeño carrito rojo? Sólo el tiempo lo dirá. Faltan tantas cosas por hacer… que Venezuela necesitará uno y más partidos  políticos que trabajen, honesta y verdaderamente unidos por ella.

En los debates y círculos de estudio que se están realizando, para la creación del Partido Socialista, necesario para la Revolución Bolivariana, además de insistir en la práctica de  los valores permanentes del socialismo, como la solidaridad y la lucha por la justicia social,  debemos  incluir el derecho y respeto a las personas que no son, ni piensan como uno.

Los debates dentro en la Unidad Popular en Chile nos enseñaron a  creer firmemente en ese derecho, el que respeta a la persona que en lo político, religioso o sexual, es diferente,  lo que llamamos la "otredad", valor fundamental para aprender a convivir con la diversidad, establecer una cultura de la tolerancia y el derecho a vivir en  paz, dentro de un Estado de justicia social.