Escuela de Artes Visuales Cristóbal Rojas, Caracas

MANIFIESTO MAYO 2003

″Moral y luces son nuestras primeras necesidades.″
Simón Bolívar

Nosotros, Artistas Plásticos  docentes de ayer y hoy en la Escuela de Artes Visuales Cristóbal Rojas de Caracas,  por sobre todo, hombres justos, nos hemos reunido para reflexionar y hacer un juicio sobre la ignominiosa situación actual de nuestra Escuela y hemos encontrado culpable al Ministerio de Educación Cultura y Deportes, culpable de olvido,
culpable de insensibilidad, culpable de permanecer indiferente.
Culpable de incapacidad, culpable de no entender la Modalidad de las Artes, culpable  de haberla tratado con prejuicio e ignorancia y desdén.
Culpable por no haber creado la división de Educación Estética y de la Formación para
Las Artes reglamentando el Artículo 36 de la Ley Orgánica de Educación.
Culpable de su destrucción permanente, de su degradación, de su falta de presupuesto.
Culpable de incapacidad por no corregir ni supervisar un Pensum equívoco y mediocre de Estudios de Técnicos Medios en Artes Visuales, vigente por más de diez años.
Culpables de indiferencia ante la destrucción de la única Escuela de Arte del país
con un Pensum exitoso, como que en ella se formaron  
todos los Maestros de la Plástica Venezolana.
Culpable e insensible por no creer en el Arte y sus Artistas al no darle en su momento
el Nivel  Superior  que la institución  merecía.
Culpable de dejarla  a la deriva, a su propia suerte.
Culpable e Insensible porque ha sido incapaz de valorarnos como artistas, que no sólo hemos realizado una obra artística nacional, sino contrariando el tradicional individualismo del gremio, hemos compartido el  tiempo de trabajo en nuestros talleres con la formación de generaciones de jóvenes venezolanos.
Culpables de no habernos oído y discriminado hasta en nuestro salario.
Culpable e insensible porque durante años hemos denunciado a las autoridades del Ministerio de Educación la trágica situación de la Escuela en su planta física y su Pensum de Estudios
sin tener respuesta alguna. Insensible porque se hizo caso omiso a  la emergencia sanitaria
por la que atraviesa nuestra escuela, denunciada hasta en la Comisión Permanente de Educación Cultura  y Deportes de Asamblea Nacional.
Culpable e ineficiente por haber cedido a la tentación de imponer  personal sin experiencia artística  obedeciendo sólo al clientelismo político. Culpable e Ineficiente por habernos entregado el edificio sin terminar y posteriormente, no fue capaz de interpelar al
Centro Simón Bolívar para que nos entregue el estacionamiento y locales comerciales
que le pertenecen a la Escuela y cuyos alquileres disfruta esa institución,
sin que  se utilicen en el mantenimiento de nuestra institución.
El Ministerio de Educación ha sido sin duda culpable en el pasado y en el presente,
porque para él, somos invisibles.
Es culpable de olvido permanente.

Aníbal Ortizpozo
César Alvarez
Félix Perdomo
Freddy Villarroel
Gilberto Ramírez
Guillermo Abdala
Hugo Mariño
Jesús Mendoza
Jorge Estrada
José Luis Blanco
Leonel Durán
Nacache Toro
Pedro Terán
Perán Erminy
Roberto González
Samuel Baroni
William Lira
Ygnacio Mejías
Zacarías García