Movimiento de Artistas y Trabajadores de la Cultura con la Constitución - ATCC

16 de agosto de 2004

Manifiesto de ATCC ante esta nueva victoria y lo que tenemos por delante 

Nuevamente las fuerzas creadoras del pueblo han derrotado a aquellos que se han erigido como enemigos de los intereses de la Venezuela libre, soberana y bolivariana que estamos construyendo, ratificando el proyecto de país contenido en nuestra constitución. Es esta una inmensa conquista democrática del pueblo venezolano, conquista para todo el pueblo latinoamericano.

El referéndum como lo sabíamos se constituyó en un fabuloso escenario para el despliegue de un potencial extraordinario de movilización, organización, debate y liberación. Se impone ahora el empoderamiento efectivo de todos aquellos venezolanos comprometidos con el proceso bolivariano para ser  líderes de  su propio protagonismo, comandantes de su obra, dueños absolutos de su palabra y movilización.; para profundizar la transformación y consolidación del nuevo Estado bolivariano, mejorarlo y transformarlo cualitativamente en función de los objetivos de bienestar económico, social y cultural definidos por  nosotros mismos en esta nueva etapa histórica del proceso revolucionario bolivariano, para profundizarlo, darle su verdadero carácter, y garantizar su desarrollo y permanencia.  

En el campo que nos corresponde a nosotros, creadores y trabajadores de la cultura, debemos sentar las bases que nos permitan construir lineamientos explícitos del rol del Estado en la cultura y en las políticas de las instituciones culturales de la Revolución Bolivariana, así como debatir sobre lo que nos debemos exigir a nosotros mismos como creadores y trabajadores culturales revolucionarios, para la construcción de este nuevo país, del nuevo ciudadano. Debemos ahora mismo poner manos a la obra para dar el salto cualitativo en el funcionamiento de las instituciones culturales y para la definición del rol del estado en la cultura, haciendo realidad la Constituyente Cultural, anhelo de creadores y muchas organizaciones y colectivos culturales, que nos permita darnos una Ley Orgánica de Cultura que refleje fielmente los derechos culturales consagrados en nuestra Constitución Bolivariana y así impulsar la verdadera revolución cultural a nivel de las instituciones del estado.

AHORA ES EL MOMENTO DE PROFUNDIZAR EL PODER POPULAR”

“HACIA LA CONSTITUYENTE CULTURAL”