Oscar José Fernández

osfernandezve@hotmail.com

Rosa cuántica

2 de junio de 2006 

Caminante transhumana

te escondes en mi refugio

para romper con el tiempo.

 

No eres  una ni muchas

pero estas.

 

En medio de la distancia

 del presente pasado

de tu no presencia

te escondes

tras el velo

de un paradigma

perdido.

 

Siento que te diriges

hacia un encuentro

y sin embargo

la bellaza de la historia

se transfigura

en ecos lingüísticos de luz.

 

La ética del perdón no existe

en 25 dimensiones paralelas.

 

El Dios transdisciplinario

de mi abuela

no entiende de códigos binarios.

 

El Dios metacognitivo

de mi abuela

no entiende de realidades uniformes.

 

El Dios Pluriparadigmático

de mi abuela

no sabe de distancias y de tiempos

pues para él aquí y allá

hoy y ayer

son lo mismo.

 

El Dios transexistencial

de mi abuela

está sin estar

y viaja sin moverse.

 

El Dios cibernético

de ni abuela

se transforma en bits de memoria

para hacer del mundo

un espacio virtual.

 

El Dios de mi abuela

es un Dios Virtual.

un holograma cósmico.

 

Mi Dios comunica sin comunicar

a través de las fluctuaciones

espirilicas de la fe.