Oscar José Fernández

osfernandezve@hotmail.com

El no docente

junio de 2006 

Un docente que no dice

busca en el camino

la explicación de su no presencia.

 

Un docente o dicente

busca en un escaparate catódico

los dictados que no dictó.

 

Un docente indecente

busca en su esquina preferida

 las piedras filosofales

de la angustia

y el perdón.

 

Un docente

amante de las fluctuaciones lepidópteras

del cosmos

conoce su destino

y camina hacia el precipicio del olvido.

 

Un docente que sabe que el saber

 no reside en los libros

y que el no saber a veces es mejor

traduce textos míticos

en la distancia genérica

genética

que transmuta la agonía

en espirales de vida

y en gotas de agua tibia.

 

Un docente que adolece

del dolor

se extiende en el infinito

para girar en la curva del eterno retorno

de la ruta desconocida.

 

Un docente que dice que no es docente

Dota al universo de una esperanza.