Oscar José Fernández

osfernandezve@hotmail.com

Rosa cibernética

noviembre de 2004 

 En el corazón de esta video cultura siempre hay una pantalla, pero no forzosamente una mirada”

Jean Baudrillard

Me pierdo erráticamente

en el hipervínculo

de tus aguas.

 La mediatización telemática es el puente entre el homo sapiens y el homo tecnológicus.

Amanece de pronto

y veo tu icono rojo

en mi piel

El espacio es atemporal; y las nuevas relaciones ciberculturales, nos trasladan a espacios que no transitamos. 

Navego catódicamente

entre tus teclas

y no encuentro la salida

de tu ciberespacio.

  Las hiperrealidades mediáticas definen una nueva sensibilidad.

Cautivas mi código de barras

en medio dela silenciosa mirada

del “@” romántico.

La heterogeneidad, la discontinuidad, la fragmentación, la simulación, la diferenciación, la simultaneidad, el pastiche, el bricollage, y lo aleatorio; etc. Condensan toda una suerte de matriz mutagénica que afecta todos los ámbitos, en especial, la ciencia y la cultura.

Chateo con tu destino

para descubrir

que llegaste

sin salir.

Es el motor cinemático gestor de todo un imaginario tecno cultural, propulsor de cambios y transformador de contextos.

Tu hipertexto es un pretexto

El paradigma video cultural reconfigura la imagen que tenemos de: arte, ciencia, tecnología, hombre, espacio, tiempo, materia, realidad, verdad, ética, etc.

En ARPANET encuentro tu rostro

mirada bélica de un futuro

sin tiempo

sin espacio.

Cuando hablan todos los sentidos a la vez se materializan imágenes aleatoriamente, estructurando lazos virtuales que se entretejen discontinuamente en el callejón de la experiencia.

Tecleo tu no presencia

y me pierdo cual furtivo hacker

entre tus ceros y tus unos.  

¿Hasta que punto una vida orientada hacia la practicidad tecnológica, es lo mejor para vivir?

Es bidireccional

El software de tu risa.

Escaparate catódico, motor cinemático, Cyber cultura, Cyber viajeros, denotan un submundo que preconiza un nuevo estado posindividual, posindustrial.

Eres devoradora de códigos

cual virus cibernético

te comes mis fuentes primarias

en hilos de luz.

La aventura de la vanguardia en el espacio digital, toma otro color y se materializa mediante imágenes resemantizadas, establecidas a través de collages, y pastiches propios de una nueva estatura relacional.

Bloqueas el servidor

de mi conciencia

ahora no puedo pensar.

Los procesos cibernéticos cobran vida en el interior y exterior de las relaciones homo máquinus, hasta perderse la distancia entre ambos creando híbridos digitales (cybor). 

Espérame detrás

Del clic de tu memoria.

Cada vez más la máquina herramienta transforma al hombre pensante en hombre herramienta, haciendo del mono creativo de ” Morris” un objeto de su objeto.

Acabo de perder

la cyber guerra

de un encuentro

digital.

El hipertexto cibernético se lee y relee a si mismo creando nuevas formas de escritura y nuevos estamentos interpretativos.

¿Cuál es la clave para

accesar a tu nombre?

Las relaciones humanas se transhumanizan y se almacenan en bits, para crear de este modo mentes inmortales sin cuerpo.

¿Cómo se enamora

a una mujer

virtual?

En el arte digital el tiempo se eterniza y la posibilidad de acabar una obra se reduce a nada, en tal sentido, toda obra artística es inacabada y todo trabajo creador es un proceso en continua construcción, haciendo de las relaciones generadas en el interior de la misma, sistemas atemporales, aespaciales, y colectivos, De esta forma, la originalidad en la creación cibercultural se disipa.

Tócame con la fibra óptica

de tus pupilas

y conéctate

a mis sentidos.

La nueva gramática digital hace de la realidad virtual un nuevo camino de visiones pluridimensionales que atrapa las redes neuronales en nuevas interconexiones, decodificando su lenguaje binario en imágenes confusas perdidas entre lo físico y lo virtual. Estableciendo de este modo una nueva lógica, un nuevo pensamiento.

Ponte los electrodos

prende la computadora

y

hablemos a distancia.

El mundo es un caleidoscopio, la lógica la pone el hombre. El supremo arte es el azar. (Miguel de Unamuno)

Quiero enviarle a tu base de datos

el archivo

de una rosa

y envirularte.

Toda la vida de las sociedades en las que dominan las condiciones modernas de producción se presenta como una inmensa acumulación de espectáculos. Todo lo que era vivido directamente se aparta en una representación  (Guy Debord 1967)

Sólo deseo una cosa

navegar el Intranet

de tu empresa.

Las imágenes que se han desprendido de cada aspecto de la vida se fusionan en un curso común, donde la unidad de esta vida ya no puede ser restablecida. La realidad considerada parcialmente se despliega en su propia unidad general en tanto que seudo-mundo aparte, objeto de mera contemplación. La especialización de las imágenes del mundo se encuentra, consumada, en el mundo de la imagen hecha autónoma, donde el mentiroso se miente a sí mismo. El espectáculo en general, como inversión concreta de la vida, es el movimiento autónomo de lo no-viviente. (Guy Debord 1967)

¿Cómo se conecta

un alma a una  computadora?

El espectáculo no es un conjunto de imágenes, sino una relación social entre personas mediatizada por imágenes. Guy Debord (1967)

Lo que quieras

decirme

dilo

en MP3

Sí, el correo electrónico es estupendo. Sí, Internet ha resultado valiosísimo para activistas con grandes ideales y pequeño presupuesto. Y sí, los motores de búsqueda son capaces de localizar una gran cantidad de información en segundos. Pero vamos a concentrarnos en lo que le ha ocurrido a la World Wide Web en general (Norman Solomon).

Busca en tu banco de imágenes

y si aún sigo allí

archívame como soporte

en el  PC de un niño.

¿Cuántas mega-almas

archiva tu memoria ram

diariamente?

¿Cómo hago para no perderme

si tu ciber-ruta aún

no está definida?

 

Te invito un

ciber-café

sin azúcar.

 

Desearía formatear

mi destino

y convertirme

en el cibernauta

de tu CPU viajero.

Reinicia

reformatea

reconfigura

reprograma

revive

reama

resiste.

 

Si de verdad

quieres que mis mensajes

entren en tu cuenta

dame espacio en tu buzón.