Fernando Lamberg

Poeta

fernandolamberg@cantv.net

Palafitos

2007

Hundiendo sus troncos en el lago

se levantan las viviendas.

El agua tiene el fulgor

de los ojos que miran desde los palafitos.

Es transparente el aire.

Las costas no conocen la codicia.

Las olas ignoran la ambición.

 

El conquistador recuerda otro continente,

una ciudad en que .reinan el puñal y el veneno,

lunas de pálida perfidia,

emboscadas en los puentes sombríos,

canales en que flotan cadáveres

por órdenes de un duque.

 

Se apoya en el recuerdo

como en una espada sangrienta

y llama a Ia tierra inocente

la pequeña Venecia.