Fernando Lamberg

Poeta

fernandolamberg@cantv.net

Paraíso

diciembre de 2005

En su tercer viaje al trópico

el Almirante creyó estar

en el paraíso terrenal.

 

Se extendía el azul en amplias pinceladas.

Nubes de orfebrería

volaban sobre las aguas transparentes.

 

El Almirante creyó y lo dijo varias veces;

- Este es el paraíso.

 

 

Los indígenas se acercaron a las naves.

Había salud en sus cuerpos

y una ingenua alegría en sus rostros.

 

Colón había llegado a la península de Paria.

 

Tal vez el paraíso es una leyenda

que no soporta el olor de la pólvora.

Lo demás es historia.