Fernando Lamberg

Poeta

fernandolamberg@cantv.net

Fábula del vaso de leche

En la Exposición Internacional de Arte Animal

el pavo real presentó su descubrimiento.

En su viaje por Europa había encontrado

una vaca holandesa de extraordinario talento.

En el centro del salón principal

rodeada de reflectores se exhibía la obra:

un vaso de leche de varios metros de alto

titulado Pureza.

El pavo real explicaba en el catálogo,

ante los periodistas y los camarógrafos

la riqueza del mensaje,

la sencillez del símbolo,

la transparencia de la línea y el resplandor del color.

El público se detenía asombrado

ante el colosal vaso lácteo

que por supuesto mereció

la Gran Medalla de la exposición.

El ternero contemplo en silencio

el descomunal monumento

y no dijo lo que pensaba pero lo pensó:

- El pavo real dice que esta obra tiene un gran valor artístico.

Para mí solamente tiene un gran valor nutritivo.