Fernando Lamberg

Poeta

fernandolamberg@cantv.net

Fábula del pintor y la vaca

 

Cuando el pintor de animales presentó su exposición

los críticos y el público estuvieron de acuerdo.

Nadie había destacado de manera tan expresiva

la tranquilidad del campo, la claridad de la mañana

y especialmente, la pacífica mirada del ganado.

-El pincel captó sabiamente -dijeron-

la tonalidad y la variedad de las reses.

Todo dentro de un vigoroso realismo.

Uno 11ega a escuchar los mugidos.

Mientras sobre al pintor caían los elogios

una vaca se aproximó al museo.

En forma imperativa

los guardianes impidieron su acceso.

La vaca miro las luces resplandecientes

y escuchó el tintineo de las copas del festejo.

Se alejó con paso lento

rumiando el rechazo.

-Una Cosa es cierta.

Mientras al pintor le llueven los honores

la modelo no puede ni acercarse a la puerta.