Fernando Lamberg

Poeta

fernandolamberg@cantv.net

Fábula de los consejos

Quise corregir el rumbo de mi vida

y pensé que había escuchado

demasiados consejos de los seres humanos.

Entonces decidí consultar a algunos animales.

Tal vez ellos pudieran enmendar mi camino.

Les dije:-Reconozco que equivoqué mis pasos

y quisiera encontrar de ustedes una ayuda.

 

-¿Por qué no intentas apurarte? - preguntó la tortuga.

-¡No te encierres en tí mismo! - exclamó el caracol.

- No trates de tenerlo todo -me susurr6 el pulpo.

-¡Respeta el silencio! - me gritó el loro.

-¿Por qué no trabajas más? - me interrogó el gato.

- No exageres tus éxitos -cacareó la gallina.

- Busca siempre amigos -me ladró el perro.

- Debes ser sincero -silbó la serpiente.

- Respeta lo ajeno - me aconsejó el zorro.

- Debes ser prudente - me advirtió el conejo.

- No tejas una intriga -me dijo la araña.

- No pierdas la calma - me pidió el jabalí.

- Busca siempre la luz -fue al mensaje del murciélago.

- No toleres ofensas -mugió el buey.

- sé fiel a tus creencias – me indicó el camaleón.

- Deja la vanidad – me pidió el pavo real.

- debes sercreador – afirmó la mula.

 

Agradecí a los animales su intento de ayudarme

y quedé sorprendido

porque igual que algunos humanos

rechazaban justamente su propia persona.