Martín Almada

Premio Nobel Alternativo 2002

Cuadernos Nuevo Sur Sudaca

N° 20, abril-junio 2006

El cóndor ¿animal bicéfalo?

Antes que cualquier otra cosa, el Dr. Almada es Maestro y poeta. Tuvimos el privilegio de conocerle en la residencia de nuestro común amigo Walter Suter, Embajador de Suiza en Venezuela, quien a su vez le conoció en Paraguay donde cumplía su misión Diplomática, cuando Almada protagonizaba los hechos que develarían al mundo los horrores de la Operación Cóndor, aún en marcha. Victima de tal canallada, el Maestro Martín fue preso y torturado.  De ese episodio, brotaron poemas de amor hechos canciones, dedicados a quienes dan la vida por conducir a los niños por los caminos luminosos del descubrimiento: sus colegas, los maestros.  Aquí denuncia la persecución armada por la CIA contra religiosos progresistas   

El general Augusto Pinochet creó en noviembre de 1975, en Santiago de Chile, la “Operación Cóndor” para llevar a cabo la eliminación de los “comunistas” en el aparato Estado, sociedad civil y política.  En principio fue para aniquilar a los chilenos que luchaban por la restauración de la democracia, pero dado el éxito del pacto militar criminal, Pinochet extendió su accionar en el Cono Sur de América Latina: Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay.

Aparentemente, al general Hugo Banzer de Bolivia, en el marco de la OPERACIÓN CONDOR  le correspondió la tarea de limpieza de “comunistas “ en las filas de la Iglesia Católica, en especial los movimientos Proféticos cristianos que  luchaban  por un ”nuevo cielo y una nueva tierra “. Inicialmente, la  “Receta de Banzer” se aplicó en Bolivia e inmediatamente se extendió a la Región de América Latina.  Así rodaron en la Argentina la cabeza de Monseñor  Enrique Angelelli,  de los sacerdotes Gabriel Langueville (francés),Carlos Muria y el laico Pedernera, en agosto de 1975; en Chile fueron asesinados los siguientes sacerdotes: Miguel Woodward,14.IX.1973, Juan Alsina 19.IX.73, Antonio Llido,1º.X.74, Gerardo Pobrete, 7.XI.1974, Andrés Jarlan 4.IX1984, que culminó con el asesinato de Monseñor Romero en el Salvador, el 24 de marzo de 1980.

A la luz de “Dialogo Social”, órgano Católico de PANAMA, No.69 del 9 de julio de 1975, bajo el titulo “Bolivia. Represión a la Iglesia”, reproduce un texto secreto que estaba circulando en el Servicio de Inteligencia Militar del Segundo Ejercito boliviano de la Provincia de Oruro en conexión con la CIA.

He aquí el contenido de la “Receta de Banzer”

1. No se debe atacar a la Iglesia como institución y menos a los Obispos en conjunto sino a una parte de la Iglesia más avanzada.  Para el gobierno, el principal representante de este grupo es Monseñor Jorge Manrique.  Los ataques a él deben ser de tipo personal.  Hay que separarlo de la jerarquía y crearle problemas con el clero nacional.

2.  Hay que atacar sobre todo al clero extranjero vinculado exclusivamente a un grupo de ellos como “Justicia y Paz”, con la campaña de la firmas y con una vinculación estrecha con los partidos políticos de izquierda, sobre todo con el ENL.  Para ello hay que vincular su acción con la guerrilla de Teoponte, con la actuación del cura Prats.  Hay que señalar insistentemente que estos son continuadores de aquellos que predican la lucha armada, que están vinculados con el comunismo internacional y que han sido enviados a Bolivia con la finalidad exclusiva de llevar la Iglesia hacia el comunismo.

3.  Controlar muy especialmente a algunas ordenes religiosas como dominicos, oblatos, jesuitas y sus vinculaciones con Radio FIDES, PIO XII, INDICEP, la actividad religiosa en el altiplano con los algodoneros y sobre todo en las minas.

4.  Colaboración de la CIA. La CIA a través de Freddy Vargas y de Alfredo Arce ha decidido entrar directamente en este asunto.  Se ha comprometido a dar información plena de algunos sacerdotes sobre todo norteamericanos.  En 48 horas han puesto en manos del Ministro del Interior información completa de algunos sacerdotes (documentación personal, estudios, amistades, direcciones, publicaciones, contactos con el exterior).  En este trabajo ha colaborado el Sr. Lamasa (John Lamaza).  También de otros sacerdotes y religiosas que no son norteamericanos tienen información.

5.  El cambio del Jefe del Servicio de Inteligencia, Cnel .Arabe, se debe a que él no estaba en condiciones de realizar una lucha frontal contra la Iglesia.  El nuevo Jefe de Inteligencia, el Mayor Vacaflor, es un hombre muy duro, con tendencias sádicas y que ha colaborado directamente en algunas torturas.  El esta dispuesto a llevar a la practica estrictamente este plan.

6. Se ha abierto ya un fichero especial para religiosos y sacerdotes así como para algunos obispos y varias ordenes religiosas.

7. Control de algunas casas religiosas para tener localizados a algunos sacerdotes y poderlos seguir.  Igualmente se ha de controlar el Obispado.

8. Por principio, ya no se han de allanar casas religiosas ya que esto genera mucha publicidad.  A los sacerdotes de la lista se les ha de apresar en la calle, preferentemente en lugares donde no haya gente o en el campo.  Los agentes han de ir de civil en taxis contratados para el efecto.  Se cuenta también con algunos volkswagen pequeños que no tienen chapa oficial pero cuentan con radio-comunicación.

9. A la jerarquía se le han de presentar los hechos consumados.  Los religiosos apresados sin ninguna publicidad no han de ser trasladados al Ministerio o al DOP.  Los agentes se han de poner en contacto con el Servicio de Inteligencia a través de las radios.  Es conveniente que mientras el Ministerio toma las medidas que mas convengan, se los lleve en los coches a lugares lejanos de la ciudad.  A los Obispos solamente se les comunica la expulsión como un hecho ya realizado.

10.  Los apresamientos se han de hacer preferentemente en el campo, en calles silenciosas o a altas horas de la noche.  Una vez que se ha realizado el apresamiento de un sacerdote, el Ministerio ha de tratar de introducir en sus portafolios y si es posible en su habitación, propaganda subversiva, y algunas armas (preferentemente pistolas de gran calibre ) y se ha de tener listo su  historial para desprestigiarlo ante los obispos y la opinión publica.

11. Por medio de algunos medios de comunicación social (sobre todo por el DIARIO) se han de publicar solicitada para desprestigiar a Mons. Manrique y aquellos sacerdotes y religiosas que representan una línea de avanzada en la Iglesia.  Se ha de acentuar la intimidación a PRESENCIA para que a lo sumo de una información muy parcial de los hechos. Se ha de exigir la firma para cualquier comunicado de tal modo que se puede controlar de donde viene y quien los escribe.

12. Mantener relaciones de amistad con algunos Obispos miembros de la Iglesia como Monseñor Pratta, el P. Mestre, algunos sacerdotes nacionales de tal modo que la opinión publica no crea que hay una persecución sistemática a la Iglesia, sino solo a algunos pocos de sus miembros.  Se ha de insistir en la autenticidad de una Iglesia nacional.

13.  Se ha prometido retribuir a los Agentes que mejor trabajen en este PLAN con las pertenencias que se confisquen en las casas de los religiosos.

14.  En este momento ya esta elaborada la lista de los diez sacerdotes que deben ser apresados.

15.  Existe una acusación contra JUSTICIA Y PAZ, en manos del Ministerio del Interior, formada por diez sacerdotes y religiosas bolivianos.

Según el Archivo del Terror de Paraguay, en el III Congreso de la Confederación Anticomunista Latinoamericana, que tuvo lugar en Asunción, 28/30 de marzo de 1977, el representante mexicano, Profesor Ramón Rodríguez, denunció que “la conspiración comunista se apoya en agitadores procedentes de varios continentes y en el sector del clero católico boliviano, protegido por el Arzobispo de la Paz, Mons. Jorge Manrique....”