Coordinadora Continental Bolivariana

Cuadernos Nuevo Sur Sudaca

N° 20, abril-junio 2006

Manifiesto Bolivariano por Nuestra América

Documentos - América Latina

¡NI UN SOLO SOLDADO YANQUI EN NUESTRA AMÉRICA!  

La Patria Grande latinoamericana y caribeña está en lucha por su nueva independencia.  La esperanza renace con los nuevos esfuerzos de autodeterminación presentes en todo el continente. 

Al proceso de recolonización neoliberal y de militarización imperialista se enfrenta ya una contracorriente que cuestiona e impugna todas sus vertientes desnacionalizadoras, empobrecedoras y degradantes:

- La privatización. 

- El ALCA. 

- El Plan Pueblo Panamá. 

- El Plan Colombia-Iniciativa Andina. 

- Los denunciados planes de "Seguridad Democrática". 

- Las imposiciones del FMI y del Banco Mundial. 

- Las contrarreformas institucionales revestidas de programas modernizadores. 

- El bloqueo, la hostilidad permanente y los planes de agresión contra Cuba. 

- El programa contrarrevolucionario de la Administración Bush contra la Venezuela Bolivariana. 

- Las conspiraciones contra los avances de los movimientos indígenas y populares en Bolivia. 

- Las nuevas operaciones tipo Condor y Omega contra luchadores revolucionarios colombianos, peruanos, ecuatorianos, puertorriqueños y de otras nacionalidades (secuestros, persecuciones, extradiciones, torturas.). 

- La reestructuraciones y el incremento de las fuerzas militares bajo las ordenes, del Comando Sur del Pentágono, concretada en su cadena de bases militares grandes y medianas (Roosvelt Roads, Santiago, Sabina, Allen, Fuerte Buchanan, en Puerto Rico; las nuevas bases en Aruba y Curazao; la de Larendia y Tres Esquinas en Colombia; la Comalapa en el Salvador y la de Soto Cano en Honduras; la de Guantánamo en Cuba), en sus operaciones "Nuevos Horizontes" (ahora activas en Paraguay y República Dominicana), en las acciones punitivas del FBI en Puerto Rico, en la intervención masiva directa, bajo el disfraz de los "Cascos Azules" de la ONU, en Haití; en las voluminosas redes de agentes secretos a cargo de la guerra sucia y en la manipulación de la lucha contra el narcotráfico orquestada a través de DEA. 

Y en la medida crece la digna rebeldía de nuestros pueblo y se abren las compuertas de la esperanza, esta última vertiente, la de la intervención militar directa, se torna altamente ofensiva y peligrosa. 

La guerra infinita decretada por Washington, exhibe sus nefastos designios con la presencia de unidades militares, comandos, artefactos y centro de inteligencias en múltiples rincones de nuestra América mestiza, indígena, blanca, negra y mulata. 

Ante tales hechos no es posible callar. No es posible ser pasivos o indiferentes. 

Nuestra América anhela ser libre y soberana. Nuestra América aspira a ser zona de paz y vida digna para sus habitantes. 

Y el creciente proceso de militarización imperialista puesto en práctica por el gobierno de los EEUU, atenta contra esos valores y aspiraciones. Las bases militares estadounidenses, las tropas gringas acantonadas en diferentes puntos de nuestro continente, los centros de operaciones del Comando Sur, de la DEA, la CIA y el FBI, las operaciones tipos "Nuevos Horizontes", el Plan Patriota ejecutado en Colombia y otros similares sólo tienen como meta obstruir los cambios a través de la muerte y la destrucción. 

Por eso, los (as) firmantes de este mensaje exhortamos a todos los (as) latinoamericanos y caribeños (as) con sensibilidad humana a desplegar las más diversas modalidades de lucha e iniciativas, enarbolando la consigna  

¡Ni un solo soldado yanqui en nuestra América! 

Exhortamos a la vez al pueblo estadounidense a movilizarse para impedir otros Irak y Afganistán en nuestra América y a hacer suyo el reclamo del retiro a casa de los soldados yanquis diseminados en el Caribe, Centro y Suramérica. 

Anhelamos paz, libertad, soberanía y justicia. 

No queremos soldados agresores y armamentos destructivos 

¡Ni un soldado yanqui en nuestra tierra! 

Abracémonos a esa meta con determinación y amor 

¡Otra América es posible y necesaria! 

Febrero 2006 

COORDINADORA CONTINENTAL BOLIVARIANA

En Bolívar nos encontramos todos.