Alejandro Álvarez

Artista visual y estudiante de filosofía

arteawao2003@yahoo.es

Ley Orgánica de Educación. Del fomento y desarrollo de la ética, su formación moral y cívica

marzo de 2007

La definición del Carácter Ideológico, en el Estado Docente, conforma junto  a la célula básica social -la familia- un constructo; La Nación-Estado. El “socialismo venezolano” goza así de una bitácora de vuelo; para reiniciar y reformular la figura de un modo de una categoría o sea la versión reformulada del Socialismo XXI para el continente suramericano y caribeño, y quizás por qué no! de toda la América; utilizando, elevando a la Ética, para enfocar el ejercicio de la Moral para la justicia Social, tratando de  alcanzar Supremas  Ideas del y para el Bien Humano.   

Sociedad  subsumida en el programa perfilado  en fundamentos inherentes de virtudes-principios vitales para el desarrollo, preservación de la humanidad y el planeta, -la vida toda- su eterna dialéctica de ir y venir entre las contradicciones para superarse a sí misma, <socialismo posible en Venezuela.> Esto sólo se logra si se conserva y se superan así mismas  las contradicciones sociales a través de la  conservación  de la esencia de la Ética. 

La justificación del carácter ideológico de una ley orgánica de educación sin seguir dogmas religiosos , económicos, o de cualquier praxis política  a  seguir o validar se transita en la  autopista  Ética; “religión” que le atañe a todo hombre-cultura-civilización, e impulsa su espiritualidad su fe en “hacer filosofía-ciencia social”, no importando si es regido por gobierno inmerso o no en la modernidad de un sistema político, que advenga o estimule una doctrina política, si es para bien progresara, de lo contrario declinara, ---pues en la libertad de este ejercicio expuesto---, no avanzara lo impropio, lo adecuadamente propio es que se precie para el cumplimiento de sus responsabilidades y deberes sociales, al reconocimiento y ejercicio de los  derechos humanos vitales y no vitales y, no la nomenclatura de ellos. Es decir la Moral del Gobierno. 

Encontrando así entonces en la conceptualización, contextualización, análisis y  algún estudio de las Ética, el conocimiento del humano, de sus innatos sentidos e  ideas, razones, racionalidad, imaginación y emociones; destilando las Virtudes  requeridas para la sociedad socialista, inmersa en su Republica de  Leyes en todos los sectores sociales del País-Nación, como lo son; su cultura, educación, deporte, recreación, para la ciencia, el trabajo, el arte  la filosofía y la religión –esta última cualquiera que la familia prefiera-, así el elemento humanizante y  liberador, -catalizador de abajo hacia arriba como igualdad proporcional del socialismo- que quiere impulsar el Estado, y del cual el Pueblo adolece y, por tanto, necesita ejercitar a través de una norma legislativa; la promulgación de una ley Orgánica de Educación es seguridad de Estado,  es urgentísima! que contenga clara precisa y brevemente definido su Espíritu Ético como Estado Docente, en conjunción paralelamente afín con la Familia, como fórmula de integración que deriva para la plena liberación social-humana; conducente hacia el  hombre no alienado, no enajenado el hombre genérico funcional, productor de conocimientos humanistas, como Ser Social  en tránsito o traslación evolutiva a la Venezuela Socialista del Siglo XXI.

Su génesis es viable ahora y para  posteriores generaciones, para la  nueva ciudadanía. El socialismo lo pEs, en el Ser de la conciencia social primeramente, podemos adquirir conciencia ideológica, política, económica, pero si no se tiene conciencia del carácter ético todo esta perdido para la justicia social, la lucha de clases se posterga.  

Evitándolo, no  permitiendo que lo material determine la conciencia de clase social. El Poseer bienes no es malo, malo es el hedonismo, el sibarita que explota para ello a sus semejantes acumulando más y más capital.

Esto se evita  no en su Apocalipsis invocando en la inmediatez al Superhombre-Caudillo-Mesías. Hay por lo tanto que planificar el socialismo. Y se necesitan hombres libres, virtuosos.

En consecuencia  expongo y propongo la creación de un Titulo dentro del proyecto de  la estructura de la Ley Orgánica de Educación, --actualmente no existe y, parece no querer existir, ni siquiera se lo han imaginado-,  en el  mencionado proyecto que se intentará aprobar en su segunda discusión en la Asamblea Nacional en los próximos meses del 2007, ---que estipule y considere a la vez un Capítulo que tenga como objeto la definición y desarrollo de  este fundamento axiológico, La Ética.

Claro  que la moral  es validamente distinta en cada  civilización-cultura; no se enseña se  aprehende a través de la práctica generacional de los hábitos y costumbres; por el Sistema Educativo y el Cuerpo Ético del Estado-Republica, se copia del ejercicio virtuosamente ejemplar de sus educadores y  gobernantes, de sus ciudadanos inspirados en los códigos legislados para ello, del accionar del cuerpo judicial, y, no sólo del enunciativo del ejecutivo o del poder ciudadano lleno de bien intencionadas hedonistas aspiraciones  refrendadas por la Fiscalía, por la Contraloría y la Defensoría del Pueblo como pilares de básicos de principios  indeclinables en su deber para con sus respectivos ámbitos; necesariamente bien fundamentados para la genealogía de pautas sociales, del  interés y bien colectivo de los sectores de la vida nacional. El Estado su República y su Educación. 

No se contempla en el proyecto ¿cómo se hace la Moral, la eticidad? ¿O si se enseña? --si es que se enseña a ser virtuoso, a ser moralmente socialista?-- ¿qué es lo contrario lo  inmoral o amoral? Para dar respuesta a estas interrogantes aducen en su crasa ignorancia  -que está previsto en las legislación vigente, en su espíritu, o se lo dejan al futuro reglamento de dicha ley, no señalan ni dictan o estipulan como se come socialmente la  Ética de la praxis; sino se refieren al necesario y esencial enunciado academicista  enciclopedista, -bien por ello-, y, como La Ética no se enseña se olvidan del papel de la filosofía en la actualidad, pero si recuerdan gozar de altos y estables sueldos, -inmejorables contratos colectivos-- e irradian espíritus consumistas absolutos como parámetros axiológicos universales. Esta figura estelar de socialismo si que es nueva es distinta, es venezolana. Una Ética también socialista.

La  Ética  enfocada así es un referente cognitivo obligado al Ser Social para el consumismo desmesurado, “-el hombre es la medida de todas las cosas”, señalaba el sofista Prótagoras en la antigua Grecia.-

Ética capitalista para la acumulación de bienes de capital y no del aspirado capital intelectual-humano del Ciudadano Universal Socialista. Productor de riquezas para socializar en ellas  por ellas y con ellas.

La Ética  puede ser aprehendida y aprendida por todos a través del imperativo categórico de la voluntad, pero con voluntad socialista no capitalista, de la conciencia del ser antes que del poseer, pero es dificilísimo, traducirlo; viéndonos a diario como espectrales zombis  anhelantes de los bienes raíces, en el poder y riqueza de una nueva emergente clase social  adinerada,  -en  algunos  políticos de la corrupción entornados en algunas actividades de gobierno-, retratándonos en las vidrieras de los grandes centros de consumo, en la inseguridad social y en nuestras básicas necesidades de pueblo a pie con el alto costo de la cesta básica de alimentos.

Tenemos que sonreír, es por ello que el tema se torna una charlatanería cuando es tratado por los sofistas “politiqueros, abogados, clientes políticos de partido de la real política que gobierna a lo venezolano”, por eso y debido a estas crisis de  contradicciones, -burocracia  equivocada-  con funcionarios carentes de responsabilidad, ignorantes de su debida función del deber social, nunca culminamos estos sumáriales intentos en estudios procesales para  codificar-sustanciar la soñada y necesaria justicia social, y, con estos ejemplos  las leyes no las sintoniza la sociedad, no puede, sabe, ni comprende y mucho menos entiende, a lo sumo cree, pues no las alcanza en acción y reacción  el ciudadano, -el inconsciente colectivo que se dispara automáticamente, que se acciona como resorte ante lo eventualmente  delictuoso-. Por ahora no existe y no porque no sea posible.

El pueblo-ciudadano cuando de alcanzar la Idea Suprema, la justicia y otras virtudes sociales se trata, está limitado por el conocimiento, las desconoce, porque no vive en un Estado Docente del conocimiento a lo socialista. Y si llega  a alcanzarlas por la investigación y el estudio adecuado no está en su entorno ciudadanizado, preparado para ello, se producen trabas o fracturas sociales y  hay entonces que habilitar otras leyes. Dictar el dictado, -habilitantes- habiendo la independencia y autonomía de poderes para ello. Además de su interdependencias pertinentes.

Tenemos que un problema, no son las leyes es el hombre quien las acciona, para y por él fueron concebidas en su oportunidad, inmediatez, brevedad e imparcialidad; sumariándolas incumpliéndolas, cumpliéndolas, procesándolas, ejecutándolas, y sentenciándolas-fallando, en sus medidas, beneficios entre otros… 

Un ejemplo de Título, Capítulo, y Artículo sería como sigue:  

Título xx:

Del fomento de la Ética. 

Capítulo xxx: Del Desarrollo  de la Ética; su Formación Moral y Cívica. 

Artículo xxx: 

 … La investigación para el fomento  del estudio desarrollo y práctica  de las Virtudes será  obligatorio y   definido en su contenido, desarrollado  en el  diseño curricular de los programas del  sistema  de educación nacional del estado y, es  de obligación del cuerpo docente integrar en el sistema  educativo las distintas modalidades de perfiles de aprendizaje para ello, para y  como función indeclinable del ente rector, -Estado Docente y Familia- exigiendo e implementando proyectos-trabajos de ascenso sobre esta materia entre las comunidades de padres, representantes, educadores y educandos, integrando en ello y durante todo el proceso de vida del  ciudadano y su comunidad, la posesión del carácter Ético… a través del intento constante del ejercicio de las Virtudes.. . (1)

1- Podría ser un Articulo xxx, contentivo de esto que expongo en relación al tema de la Ética.

Así el Capítulo podría tener por nombre < Del Desarrollo  de  la Ética; su Formación Moral y Cívica>, cuyo articulado en un mínimo fomentaría y reforzaría las bases programáticas de lo contemplado en el capitulo VI, < De los Derechos Culturales y Educativos> desde el artículo 98 al 111, al igual que el preámbulo; contemplados en nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Y es el espíritu  derivado del articulado referente a estos derechos como se consolidara el Socialismo xxi.

Y que los abogados en su tecnicismo jurídico ignoran totalmente; no tienen porque saber considerar; pues es al campo de la Filosofía, a los filósofos a quien compete y, a quienes les corresponde introducir estos contenidos.

Contenidos epistemológicos, ontológicos, que con el rigor de la lógica establecen un ámbito más preciso y breve, para el desarrollo de una cultura nacional inmersa en valores universales <latinoamericanistas, anarquistas, europeístas, rodriguistas, bolivarianos, libertarios, espiritualistas, místicos, filosóficos, artísticos, religiosos…, entre otros.> Ideología con real formación estipulada brevemente en ley-articulada, y, no dejarlo a la improvisación, o legarlo todo a los futuros reglamentos que derivarán de la ley, o argumentar por ejemplo; que el tema, o eso… ya esta  previsto, contemplado en la  legislación vigente. Legislar eficientemente es un Valor Ético Socialista.